La joven perla del fútbol francés, Kylian Mbappé, no pudo marcar en la victoria de 2 a 0 sobre Uruguay, en los cuartos de final del Mundial, pero se mostró exultante, admitiendo que sueña con lograr algo grande en este torneo "desde que era un niño".

"Ha sido un gran partido. Tendremos tiempo para pensar en él. Ahora vamos a analizar a nuestro próximo adversario" de las semifinales, dijo ante los micrófonos de la televisión francesa TF1 en alusión a Bélgica, que eliminó a Brasil en Kazán.

"He trabajado todo el año para esto, sueño con esto desde que era un niño. Esto es algo grande", se ilusionó el astro de 19 años del París Saint-Germain sobre el hecho de poder jugar una semifinal mundialista a tan corta edad.

Mbappé también quiso dedicar unas palabras de agradecimiento al seleccionador Didier Deschamps por su confianza. "Siempre ha confiado en mí e intento responder en el campo. Tengo la sensación de que las cosas van bien. A medida que avanzamos, van mejor", destacó. "Pero queda lo más duro, tenemos que jugar todavía una semifinal antes de llegar al último partido", recordó.

Kylian Mbappe festeja su gol ante Argentina en octavos de final (AFP PHOTO / FRANCK FIFE)
Kylian Mbappe festeja su gol ante Argentina en octavos de final (AFP PHOTO / FRANCK FIFE)

El astro de Le Bleu había sido protagonista en los dos anteriores compromisos contra equipos sudamericanos en este Mundial, consiguiendo el gol de la victoria en la primera fase contra Perú (1 a 0) y un doblete decisivo para el triunfo sobre Argentina (4-3) en octavos. Esta vez no pudo marcar, ya que las conquistas de los galos fueron de Raphael Varane (minuto 40) y Antoine Griezmann (61).

Más sobre este tema