Salió a la luz el burofax que envió Lionel Messi al Barcelona cuando quiso abandonar el club

El astro argentino envió el documento un 24 de agosto y la directiva se agarró de un detalle clave para que no se hiciera efectiva su salida

Lionel Messi envió un burofax en agosto del 2020
Lionel Messi envió un burofax en agosto del 2020

Se cumplió poco más de un año de uno de los momentos más tensos que vivió el FC Barcelona cuando el 24 de agosto del 2020 llegaba a las oficinas de Josep Maria Bartomeu, presidente de la institución por ese entonces, un burofax del capitán y referente del club, Lionel Messi.

El periódico español Mundo Deportivo consiguió ese documento que seguramente se transformará en una parte de historia para la entidad, a pesar de que a comienzos de septiembre de ese año el argentino decidiera dar marcha atrás y quedarse para seguir luchando ya con un nuevo presidente y entrenador en el banquillo.

Sin embargo, el hecho de que se haya quedado se debió únicamente a un detalle clave del cual la dirigencia se aferró para evitar lo que finalmente terminó sucediendo un año después con la marcha de La Pulga al PSG.

En el último contrato de Messi con el Barça, que se firmó en 2017, se incluyó la cláusula 3.1, por la cual el futbolista podía irse libre, sin alegar causa justa, al final de la temporada 2019-20 siempre que lo comunicara al club antes del 10 de junio de 2020.

La publicación del famoso burofax que mandó Leo pidiendo salir del Barcelona en agosto del 2020 confirma que el jugador entonces quiso hacer uso de esa cláusula y marcharse libre. Con la fecha pactada ya superada, el rosarino argumentó que por culpa del coronavirus la temporada había finalizado más allá de junio, y por tal motivo entendía que la fecha pudo haberse corrido.

“Entiendo que el marco temporal del derecho de terminación unilateral sin alegar causa que regula la mencionada cláusula debe interpretarse de conformidad con las circunstancias excepcionales en las que se ha desarrollado la temporada”, explicaba el capitán del FC Barcelona en aquel documento.

Así, el actual jugador del París Saint-Germain esgrimió que “por causa de esta excepcionalidad, la temporada de competición 2019-2020 finalizó en el día de ayer (el burofax se envió el 24 de agosto), sin perjuicio de que para” el Barça “esta finalización tuviera lugar el 15 de agosto” tras la eliminación de la Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich.

Messi consideró que la temporada oficialmente terminó el 23 de agosto, el día que se disputó en Lisboa la final de la máxima competición continental entre el Bayern y el PSG, que acabarían venciendo los primeros.

Por este motivo, el ex jugador del Barça pidió que se le rescindiera el contrato el 30 de agosto. Pero el entonces presidente azulgrana Josep Maria Bartomeu se negó a hacer efectiva la petición porque consideró que la excepcionalidad de la pandemia del coronavirus no modificaba la cláusula 3.1 y que el plazo para acogerse a ella había terminado dos meses y medio antes.

Ante esta negativa, y argumentando que no quería llevar al club de su vida a los tribunales, Messi anunció el 4 de septiembre de 2020 que continuaría en el Barça. Por el contrario, Bartomeu renunció a su cargo antes de que se llevara a cabo una votación entre los socios que pudo haber sido histórica para la institución, ya que podría haberse convertido en el primer presidente echado por los aficionados.

El BUROFAX COMPLETO:

Estimado Sr Bartomeu:

Por medio del presente, y de conformidad con lo previsto en la cláusula 3.1 del contrato de 25 de noviembre de 2017, les manifiesto mi voluntad de extinguir mi contrato de trabajo de futbolista profesional con fecha de efecto 30 de agosto 2020.

Entiendo que en el marco temporal del derecho de terminación unilateral sin alegar causa que regula la mencionada cláusula debe interpretarse de conformidad con las circunstancias excepcionales en las que se ha desarrollado la temporada de competición futbolística 2019-2020, debido al Estado de Alarma y a la situación de fuerza mayor derivada de la pandemia COVID-19.

Por causa de esta excepcionalidad la temporada de competición 2019-2020 finalizó el día de ayer, sin perjuicio de que para nuestro equipo esta finalización tuviera lugar el 15 de agosto, al regresar a Barcelona tras nuestra eliminación de Champions League en la noche del 14 de agosto.

En cualquier caso, dentro de los 10 días siguientes a la finalización de la temporada de competición y cumpliendo así el plazo acordado para ejercitar la citada cláusula 3.1, de conformidad con el contenido material de nuestro acuerdo, que debe interpretarse conforme a las circunstancias excepcionales de la temporada 2019-20 , ejercito mi derecho de terminar el contrato con fecha de efecto 30 de agosto de 2020, con las consecuencias previstas en la citada estipulación 3.1.


SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR