Lo catalogaron como el "nuevo Pogba". Juventus y Manchester City intentaron robárselo al Barcelona, pero el club lo blindó con 100.000.000 de euros. Sin dudas que los focos persiguen a Ilaix Moriba a pesar de sus jóvenes 16 años. Está llamado a ser uno de los apellidos importantes del fútbol mundial en el futuro y él ya está desplegando diferentes perlitas de todo su potencial.

Lo hecho por el mediocampista africano ante el combinado juvenil del PSV holandés en la Otten Cup ya da la vuelta por el mundo: tomó la pelota en mitad de campo,con un giro que dejó en el camino a su marca y condujo con cabeza levantada hasta la puerta del área. Amagó a salir para adentro, pero enganchó y se posicionó para su pierna izquierda. Un defensor y el arquero ya estaban revolcados en el piso cuando lejos de ser egoísta levantó la cabeza y le cedió el gol hecho abajo del arco a su compañero Louie Mark Barry.

Moriba Kourouma, tal cual es su nombre, llegó al club en el 2010 cuando tenía 7 años procedente de las categorías formativas del Espanyol. Hace algunos meses, cuando el interés desde otras potencias europeas se intensificaba, el club blaugrana decidió blindarlo: le firmó un contrato hasta el 2022 y le puso una cláusula de salida de 100.000.000 de euros.

Si bien nació en la ciudad de Conakry (Guinea, África), Ilaix se nacionalizó español y forma parte habitualmente de las selecciones juveniles de ese país. Se estima que con el vínculo que alcanzó con el "Blaugrana" podría haber sumado para sus finanzas una cifra cercana a los 2.500.000 de euros, una suma similar a la que habría recibido su representante (tiene el mismo agente de Gareth Bale).

El mediocampista pasó por el Benjamín A, Alevín C, Alevín A, Infantil B, Infantil A, Cadete B y Cadete A y hasta jugó algunos partidos para divisionales superiores como las categorías 2002, 2001 y 2000.

Cabe destacar que en el mismo proceso de renovación con el africano, Barcelona también blindó a otro joven de su categoría: Ansu Fati.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: