Botellazos, corridas y enfrentamientos entre hooligans: los incidentes que se registraron en la previa del partido de Inglaterra y Holanda en Portugal

El caos se generó antes del partido correspondiente a la semifinal de la Liga de las Naciones de la UEFA. La policía lusitana intervino para reducir a los violentos

El terror se adueñó de las calles de Oporto cuando se produjo un improvisado enfrentamiento entre los hooligans de Inglaterra con los simpatizantes portugueses en la noche previa a la semifinal correspondiente a la Liga de las Naciones de la UEFA que se disputó en Guimaraes.

Los hechos violentos se iniciaron a partir de un botellazo que impactó en el rostro de un fanático británico y la reacción de los simpatizantes ingleses ocasionó el caos generalizado que concluyó con enfrentamientos con la policía.

Decenas de hinchas ingleses atacaron a los grupos locales que se encontraban en la ciudad lusitana y las imágenes reflejaron cómo debieron intervenir los efectivos policiales para intentar disuadir a los agresores.

Los incidentes se dieron durante toda la jornada del miércoles hasta entrada la noche, cuando los hooligans se adueñaron de la ciudad a través de la violencia. El saldo concluyó con 2 ultras detenidos y otros 2 heridos.

Inglaterra disputó la semifinal de la Liga de las Naciones de la UEFA ante Holanda en el estadio Dom Afonso Henriques de Guimaraes. Los equipos se disputaron el boleto al duelo decisivo, donde espera el combinado local, luego de la victoria de Portugal sobre Suiza por 3 a 1 con una producción notable de Cristiano Ronaldo.

El delantero de 34 años, cuyo nivel no parece encontrar techo, llegó a 88 gritos con la camiseta de Portugal y se convirtió en el máximo goleador de cualquier selección europea. Si se tienen en cuenta los artilleros de todos los combinados del planeta, el único que lo supera es el iraní Ali Daei, quien festejó 109 tantos entre 1993 y 2006.

Más sobre este tema