El Rennes dio la sorpresa y se adjudicó este sábado la Copa francesa por tercera vez en su historia al superar en la tanda de penales al París Saint Germain (6-5) después de igualar un 0-2 con el que se había situado el equipo capitalino en la fase inicial de la final.

En ese contexto Neymar fue el protagonista de un desafortunado episodio mientras se dirigía a recoger la medalla de subcampeón. El brasileño se detuvo en el camino y se cruzó con un fanático al que terminó dándole un golpe en el rostro tras un tenso momento.

"A ninguno le gusta perder. Quien me conoce sabe cuanto soy de competitivo y cuanto me sacude la derrota. pero perder es parte de la vida de un atleta", escribió el futbolista en sus redes sociales.

(Reuters) Neymar volvió a jugar tras recuperarse de una lesión
(Reuters) Neymar volvió a jugar tras recuperarse de una lesión

Fueron muchos los fanáticos que grabaron el momento en el que Neymar golpeó a un seguidor en su camino a recibir la medalla. El hombre, que estaba filmando el desfile de los futbolistas, se topó con el brasileño, quien le bajó el celular para decirle algunas palabras.

La cara del aficionado se transformó en cuestión de segundos y la estrella del PSG le respondió con un puñetazo al rostro antes de ser empujado por uno de sus compañeros.

Mientras que una de las cámaras enfocaba el momento del golpe, también se conoció la grabación del fanático, en la que se veía como insultaba a cada futbolista que iba pasando por al lado suyo: "Buffon payaso", "Verratti Racista", "Neymar aprende a jugar al fútbol", se pudo escuchar en la filmación antes que el brasileño le moviera el celular.

El ex jugador azulgrana, que ya fue suspendido por tres partidos por la UEFA, podría volver a ser sancionado, en este caso por una reacción violenta hacia el público.

Fue así que el modesto pero atrevido Rennes, que encandiló y sorprendió en la Liga Europa, en la que, por ejemplo, eliminó al Betis, se hizo acreedor al éxito por esfuerzo, trabajo de equipo y fe.

No aprovechó el PSG sus oportunidades. Kylyan Mbappe, que definitivamente pudo jugar tras ser duda por un problema de gemelo, no tuvo su noche. Neymar ya no volvió a ser decisivo y la vuelta a los terrenos del uruguayo Edinson Cavani, en el comienzo de la prórroga, tampoco desequilibró el choque de nuevo.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: