Así fue el homenaje del PSG a Messi por la obtención de su séptimo Balón de Oro: remera especial, discurso y susto con los fuegos artificiales

Antes del encuentro ante el Niza, el club parisino reconoció al argentino en un Parque de los Príncipes repleto

La caricia del PSG a Messi y a Donnarumma

“París golden city”. Así presentó el PSG el homenaje a Lionel Messi y al arquero Gianluigi Donnarumma, grandes protagonistas de la última gala del Balón de Oro. La Pulga, de 34 años, obtuvo su séptimo galardón a mejor jugador de la temporada. El italiano fue ungido como el arquero top. En consecuencia, el elenco de la capital francesa montó una fiesta en la previa del duelo ante el Niza en un Parque de los Príncipes completo.

Sobre la camiseta azul y blanca, el plantel (incluido el N° 30) lució una remera con su imagen y el premio sobre su cabeza, como un sol. El primer homenajeado fue el guardameta, quien se posicionó con su trofeo sobre un escenario, a espaldas de las gigantografías y de la línea de fuegos artificiales preparados para la ocasión. Tras su discurso, fue convocado el argentino, quien atravesó con su cuerpo una especie de túnel con su imagen para bañarse en la ovación.

“Este Balón de Oro es especial, por ser el primero en la ciudad, el primero en ganar con este club. Es un honor, ojalá esto ayude para ir a mejor y que este año cumplamos todos los objetivos con el París”, dijo el delantero, para recibir una nueva lluvia de cariño. La encargada de la presentación tomó el cierre de su discurso, la parte de los “objetivos”. Claro, el PSG jamás ganó la Champions League y es la gran misión que tiene por delante, además de mantener la cima de la Ligue 1, que la temporada pasada quedó para el Lille.

Luego, el rosarino les mostró a todos los aficionados el Balón de Oro. Y detrás atronaron los fuegos artificiales, que lo sorprendieron. De hecho, mientras bajaba de la tarima, se asustó por los estallidos y miró hacia atrás, para ver cuán lejos se encontraba el origen de los mismos.

La nueva coronación de Messi causó emoción entre sus fanáticos, pero también algunas críticas de parte de quienes entendían que lo merecían otros jugadores, como Robert Lewandowski. Por ejemplo, Iker Casillas y Tony Kroos dieron una opinión contraria a la elección de la Pulga. “Cada vez me cuesta más creer en esto de los premios de fútbol. Para mí, Messi es uno de los 5 mejores jugadores de toda la historia, pero hay que empezar a saber catalogar quiénes son los más destacados al cabo de la temporada. ¡No es tan difícil puñeta! ¡Lo hacen difícil otros!”, escribió el arquero en su cuenta de Twitter.

Incluso Cristiano Ronaldo lanzó un dardo dándole like en Instagram a un mensaje de un seguidor que cuestionó el listado con los 5 jugadores que recibieron más votos y lo antecedieron: Messi, Lewandowski, Jorginho, Benzema y Kanté. “¿De verdad crees que estos 5 chicos hicieron más que él en el año?”, rezaba el mensaje en apoyo a CR7 al que el portugués le dio luz.

“Bla bla bla... continúen”, escribió Jorge, el padre del ídolo, en su cuenta de Instagram, acompañando sus palabras con la foto de Leo con el trofeo. Un contragolpe que se apoyó en los elogios de otros enormes protagonistas del mundo del fútbol, como Pep Guardiola. Lo mismo pensaron los fanáticos del PSG que disfrutaron al ver el trofeo y al crack en el Parque de los Príncipes.

Messi levanta el trofeo para exhibirlo ante los fanáticos (REUTERS/Gonzalo Fuentes)
Messi levanta el trofeo para exhibirlo ante los fanáticos (REUTERS/Gonzalo Fuentes)
La explosión de los fuegos artificiales detrás de Donnarumma y Messi, que causó el susto de la Pulga (REUTERS/Gonzalo Fuentes)
La explosión de los fuegos artificiales detrás de Donnarumma y Messi, que causó el susto de la Pulga (REUTERS/Gonzalo Fuentes)
El arquero y el delantero posan con los trofeos recibidos en la gala del Balón de Oro (REUTERS/Gonzalo Fuentes)
El arquero y el delantero posan con los trofeos recibidos en la gala del Balón de Oro (REUTERS/Gonzalo Fuentes)

SEGUIR LEYENDO: