El penal picado de Cardona, el delay en el festejo y la advertencia de Gallardo, que vivió la definición “a lo Bielsa”: las perlitas de los penales en el Superclásico

La definición del duelo entre Boca y River fue a pura tensión

Boca necesito llegar hasta los penales para superar a un River diezmado. El equipo de Miguel Ángel Russo no logró capitalizar dentro del campo de juego las numerosas bajas por covid-19 que sufrió el elenco de Marcelo Gallardo y recién pudo alcanzar la victoria en la serie desde los doce pasos. Así se ganó un lugar en las semifinales de la Copa de la Liga.

Carlos Tevez y Julián Álvarez marcaron los goles que sellaron el empate 1-1 en los 90 minutos regulares. La tensión fue en alza y se concentró en una tanda de penales que dejó varias acciones a destacar. La decisión de Edwin Cardona de picar su remate y las vivencias de Marcelo Gallardo fueron algunas de las perlitas que se vivieron en ese tramo del encuentro.

La serie empezó con mucha concentración. Carlos Tevez, Gonzalo Montiel y Sebastián Villa acertaron en sus respectivos turnos. Fabrizio Angileri no pudo en suyo y atajó Agustín Rossi. Con Boca en ventaja, Edwin Cardona se paró frente a la pelota y tomó una decisión fallida: picó la pelota y permitió que el joven Alan Leonardo Díaz, que se había tirado hacia la derecha, regresara sobre sus pasos para agarrar la pelota.

Julián Álvarez convirtió su remate y lo propio hizo Carlos Izquierdoz. Todo ante la atenta mirada de Marcelo Gallardo, que miraba “a lo Marcelo Bielsa”, sentado obre una heladerita. Leonardo Ponzio no estuvo fino en su disparo, algo que fue aprovechado por Rossi para calzarse el traje de héroe de la noche.

Agustín Rossi se quedó con el remate del experimentado Leonardo Ponzio (REUTERS/Daniel Jayo)
Agustín Rossi se quedó con el remate del experimentado Leonardo Ponzio (REUTERS/Daniel Jayo)

“¡La cruza!”, gritó el Muñeco cuando Julio Buffarini se acercó hasta la pelota. El ex San Lorenzo fue efectivo: convirtió su tanto y le dio la victoria a Boca. Más tarde declaró que había escuchado la advertencia que hizo Gallardo a su arquero, pero confirmó que ya tenía decidido abrir el pie de antemano

Fue un festejo con delay ya que, en un primer momento, los jugadores del Xeneize no advirtieron que el triunfo estaba consumado. Tardaron algunos segundos en desatar toda su alegría -algo medida, por la situación que vive su eterno rival- por haber logrado el pase a las semifinales del torneo, donde se medirán ante Racing en San Juan el próximo fin de semana.

SEGUIR LEYENDO: