La descalificadora agresión por la que de Di María fue expulsado en la derrota del PSG ante el Manchester City

El argentino observó la tarjeta roja luego de golpear a Fernandinho cuando la pelota no estaba en disputa. Las imágenes


La serie parecía liquidada en París. La victoria que había conseguido el Manchester City en el Parque de los Príncipes obligaba al PSG a convertir dos goles como mínimo en Inglaterra, si pretendía continuar con posibilidades de acceder a la final de la Champions League. Pero el que llegó a la red fue Riyad Mahrez, el argelino que celebró el 2 a 0 y selló los pasajes de los Ciudadanos para el último partido de la competición más codiciada de Europa.

Sin Mbappe en cancha y con una decepción notoria, los protagonistas del combinado liderado por Mauricio Pochettino intentaron descontar hasta que Ángel Di María expresó su descontento en un cruce con Fernandinho.

Con el encuentro 2 a 0 a favor del elenco de Guardiola y un global de 4 a 1, el Fideo descargó toda su bronca con el volante brasileño cuando el cronómetro de Björn Kuipers marcaba los 68 minutos.

La tarjeta roja fue indiscutida. Propia de la impotencia que tenía el atacante rosarino, quien se cruzó con su rival cuando la pelota se encontraba fuera del campo de juego. Algunos insultos y empujones derivaron en la agresión que dejó al PSG con inferioridad numérica.

Los gestos de Mauricio Pochettino completaron el episodio. El entrenador intentó reclamar alguna simulación del mediocampista rival, pero cuando advirtió que el puntapié había llegado a destino, cambió de parecer y prefirió separar a los suyos para que el incidente no termine en una trifulca.

Además, Leandro Paredes, otro de los argentinos en cancha (el otro fue Mauro Icardi) debió ser reemplazado porque también comenzó a emplear el juego brusco que estuvo cerca de derivar en otra expulsión.

Durante los minutos finales, el Manchester City pudo ampliar la diferencia para transformar la victoria en goleada. La superioridad del elenco británico fue perceptible desde los primeros movimientos y ahora deberá esperar al ganador de la llave que animarán mañana el Chelsea y el Real Madrid (la ida fue 1-1 en España).

Los días felices de Pep Guardiola podrán continuar el próximo fin de semana, dado que los Citizens tendrán la oportunidad de consagrarse campeones de la Premier League. o que representaría otro título en la carrera del extraordinario estratega catalán.

SEGUIR LEYENDO


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS