El presidente de la autoridad sanitaria brasileña defendió la actuación de sus agentes: “Los futbolistas argentinos estaban en desobediencia”

Antonio Barra Torres explicó las razones por las que decidieron irrumpir durante la disputa del clásico sudamericano

El encuentro entre Brasil y Argentina fue suspendido en el marco de un escándalo (REUTERS/Amanda Perobelli)
El encuentro entre Brasil y Argentina fue suspendido en el marco de un escándalo (REUTERS/Amanda Perobelli)

Lo que ocurrió este domingo en el partido en el que Argentina visitó a Brasil por las Eliminatorias Sudamericanas no registra precedentes. Una vez comenzado el encuentro, autoridades sanitarias locales ingresaron al campo de juego con la intención de retirar a los jugadores albicelestes que en la previa habían sido acusado de incumplir los protocolos de covid-19 del país. Todo terminó con la suspensión del duelo y en un escándalo de enormes proporciones.

Antonio Barra Torres es el director y presidente de Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria), el organismo cuyos agentes irrumpieron en el estadio Neo Química Arena de San Pablo, defendió el accionar de las personas que fueron en busca de los futbolistas argentinos y explicó las razones por las que decidieron proceder de esa manera en el marco de la investigación centrada en Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía -quien quedó afuera del banco de suplentes-, todos ellos procedentes de clubes del Reino Unido.

Son cuatro jugadores que cuando llegan a territorio nacional, presentan la declaración sanitaria del viajero. En este documento no decía que pasaron por uno de los tres países que están restringidos, precisamente para contener la pandemia. Pero luego resultó que pasaron por el Reino Unido. Fue encontrado entre anoche y hoy”, dijo Barra Torres a la cadena O Globo.

Los funcionarios irrumpieron en medio del partido (REUTERS/Amanda Perobelli)
Los funcionarios irrumpieron en medio del partido (REUTERS/Amanda Perobelli)

Consultado sobre por qué procedieron de este modo en medio del partido y no en la previa, el funcionario señaló: “Llegamos a este punto porque todo lo que indicó Anvisa desde el primer momento, no se cumplió. Se les ordenó que permanecieran aislados en espera de la deportación. Pero no se cumplió. Se trasladaron al estadio, entraron a la cancha y hubo una secuencia de incumplimientos”.

Barra Torres aseguró que los cuatro jugadores argentinos habían recibido “órdenes de permanecer aislados para ser deportados”. “Esto no se respetó: fueron al estadio y entraron al campo. La secuencia es de desobediencia”, concluyó.

Más tarde, en declaraciones a ESPN, el presidente de Anvisa sostuvo que los futbolistas habían sido informados que debían quedarse aislados en el hotel hasta regresar a la Argentina por no haber cumplido con las normativas de salud para el ingreso a Brasil. “Si hubieran cumplido con las reglas, nada de esto hubiera pasado”, recalcó.

“Este es un reglamento de salud brasileño, con el reglamento de Conmebol no tenemos contacto”, afirmó.

Del lado argentino, el presidente de la AFA, Claudio Chiqui Tapia, informó que la delegación albiceleste adelantó los preparativos para regresar al país y que se anticipó la partida del vuelo chárter, que estaba programado para horas de la noche. En principio, Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía volverían en calidad de deportados desde Brasil.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR