Marcó dos goles en contra y reconoció que los hizo a propósito: el escándalo en el fútbol africano que da la vuelta al mundo

Hashmin Musah, futbolista del Inter Allies de Ghana, ingresó desde el banco de suplentes con una sola misión: marcar por duplicado en propia puerta con el fin de boicotear un presunto arreglo del resultado