La inesperada crítica del técnico de Brasil a Argentina luego de perder la final de la Copa América

Tite apuntó contra la propuesta del seleccionado de Lionel Scaloni, que le permitió imponerse por 1 a 0 en el Maracaná, gracias al gol de Di María

Tite consuela a Neymar, de quien rescató la actitud de caballerosidad deportiva con Messi (REUTERS/Ricardo Moraes)
Tite consuela a Neymar, de quien rescató la actitud de caballerosidad deportiva con Messi (REUTERS/Ricardo Moraes)

“Hubo un partido pinchado, que queríamos jugar, pero lo que había era anti-juego, faltas todo el tiempo, golpes, el árbitro... No hubo ritmo, queríamos jugar. La estrategia fue destrozar”.

Tite, el entrenador de Brasil, sorprendió con una fuerte crítica al planteo de Argentina en la final en la que se impuso por 1 a 0 con gol de Di María para alzar la Copa América luego de 28 años de sequía. El ex Corinthians, precisamente, no se destaca por un juego abierto y ofensivo. Y el cotejo resultó cerrado y áspero de ambas partes. De ahí lo inesperado del reclamo.

El Maracaná ofreció una definición con pocas oportunidades de gol. El Scratch recién lastimó en el segundo tiempo, pero sólo obsequió dos llegadas a fondo; las de Richarlison y la de Gabigol, ambas conjuradas por Damián Martínez.

“Defensivamente, Argentina es un equipo muy bien colocado, con el portero que está muy bien, con una línea de cuatro con calidad, un recambio importante. Vuelvo a decir: tiene mérito en el otro lado. Solo existe este factor, que es el juego antiguo, pero tenemos que repasar eso”, aceptó como virtud de la Albiceleste, más allá de que volvió sobre los roces y el juego entrecortado. Vale resaltar que durante el cotejo, Tite se peleó con Lionel Scaloni de banco a banco en el duelo de protestas.

“Hay que tener la grandeza del reconocimiento por más doloroso que sea, por más difícil que sea”, concluyó, tal vez intentando no quedar como que puso excusas. “Reconocer al rival, con un técnico que ya tiene su recorrido, con un equipo que tiene sus valores y que supo imponerse”, agregó.

“Para nosotros fue muy positivo trabajar con los jugadores durante 40 días”, destacó el orientador, que en 2019 sí había conseguido alzar el trofeo, tras superar a Argentina en semifinal y a Perú en la definición.

Por último, el DT de la Verdeamarela destacó el abrazo entre Messi y Neymar post partido. “Existen adversarios, no enemigos”, resaltó. “Tiene el lado humano, de educación y de amistad que trasciende”, añadió Tite. Pero ese saludo, y la charla posterior a la que se sumó Leandro Paredes, excede a los valores y a la caballerosidad deportiva. Habla de una amistad que no se quiebra por un resultado.

El abrazo que destacó Tite (Gustavo Pagano/Getty Images)
El abrazo que destacó Tite (Gustavo Pagano/Getty Images)

De hecho, Ney le dedicó un sentido posteo a la Pulga, transcurridas varias horas de la final. “Perder me duele, me duele... es algo con lo que todavía no he aprendido a vivir. Ayer cuando perdí fui a darle un abrazo al más grande y mejor de la historia que vi jugar. “Mi amigo y hermano MESSI. Estaba triste y le dije ‘fdp me ganaste’ Estoy muy triste por haber perdido. ¡Pero este chico es increíble! Tengo un gran respeto por lo que ha hecho por el fútbol y especialmente por mí. ¡¡¡ODIO PERDER !!! Pero disfruta tu título, ¡el fútbol te estaba esperando para ese momento! FELICIDADES HERMANO HDP”, fue el texto que le dedicó.

SEGUIR LEYENDO: