Una leyenda del fútbol italiano habló de lo que tuvo que padecer el día que enfrentó a Messi: “Me destrozó mentalmente”

El futbolista campeón del mundo en 2006 recordó un cruce en el que se vio ampliamente superado por el talento del argentino

Alessandro Nesta habló de cómo lo afectó su cruce con Lionel Messi (Gettyimages)
Alessandro Nesta habló de cómo lo afectó su cruce con Lionel Messi (Gettyimages)

El talento de Lionel Messi a estas alturas es incuestionable. Desde muy joven, además, evidenció una fuerte personalidad que le permitió animarse a medirse de igual a igual ante jugadores que en su momento tenían mucha más trayectoria que él. Prueba de ello es el relato que recientemente hizo una leyenda italiana como Alessandro Nesta. El ex futbolista reveló cómo lo afectó el tener que enfrentarse al argentino dentro de la cancha.

“Lo que me deprimió fue que se me había ido diez veces en diez minutos y yo con 37 años ya empezaba a sufrir”, contó Nesta sobre aquel choque en el que con la camiseta del Milan enfrentó al Barcelona de Messi por los octavos de final de la Champions League de 2013. En la ida, el conjunto Rossonero había ganado por 2-0, pero en la vuelta los catalanes sacaron a relucir toda su magia y se alzaron con la victoria por un contundente 4-0. Aquella noche la Pulga hizo dos goles (los restantes fueron de Villa y Jordi Alba).

Nesta fue honesto respecto de las armas a las que recurrió para intentar frenar al argentino: “A la décima carrera le di una patada y caí al suelo ya sin fuerzas. No podía más. Abrí los ojos y él estaba de pie, dándome la mano para levantarme”. Fue en ese momento cuando la Pulga, con un simple gesto, le dio el golpe de gracia al espíritu guerrero y ganador del italiano. “Allí me destrozó mentalmente, me desintegró. ¿Entienden? Yo estaba en el suelo, pasan dos segundos, abro los ojos y veo su cara con la mano lista para que me levante”, comentó en diálogo con el sitio Calciatori Brutti.

"Me destrozó mentalmente", admitió el italiano (Gettyimages)
"Me destrozó mentalmente", admitió el italiano (Gettyimages)

Ni su extensa carrera ni su título de campeón mundial en el 2006 le permitieron hacerle sentir el rigor a Messi. Aquella noche, el argentino le dio una lección de fútbol - y también de compañerismo- al defensor italiano, que terminó su carrera como futbolista profesional un año más tarde.

Por estos días, ya transcurridos ochos años de aquel cruce, los caminos de Messi y de Nesta han tomado rumbos diferentes. El argentino sigue más que vigente y se prepara para vestir la camiseta de la selección argentina este lunes en el duelo ante Paraguay por la Fase de Grupos de la Copa América. El ex jugador italiano, considerado uno de los mejores de la historia en su puesto, ha tenido algunas experiencias como entrenador en los últimos años y días atrás, junto a Francesco Totti, fue el encargado de presentar la pelota oficial de la Eurocopa en el debut de la Azzurra ante Turquía en el estadio Olímpico de Roma.

Francesco Totti y Alessandro Nesta presentaron la pelota de la Eurocopa en el duelo de Italia ante Turquía (REUTERS/Andrew Medichini)
Francesco Totti y Alessandro Nesta presentaron la pelota de la Eurocopa en el duelo de Italia ante Turquía (REUTERS/Andrew Medichini)

SEGUIR LEYENDO: