El riguroso método que instauró Raúl en el Real Madrid B para terminar con el ego de los juveniles

El ídolo del club español se desempeña al frente del Castilla en donde quiere formar a los jugadores como profesionales en todo aspecto, por lo que ha decidido implementar normas que exceden lo futbolístico

Raúl se desempeña al frente del Castilla (AFP)
Raúl se desempeña al frente del Castilla (AFP)

Los futbolistas del Real Madrid son futbolistas las 24 horas del día, no sólo durante los partidos. Es por eso que deben comportarse como tales en todo momento tanto dentro como fuera del terreno de juego, motivo por el cual Raúl González, leyenda del club español, puso en marcha un método que busca educar a los jóvenes.

El elenco español, como varios de los conjuntos más poderosos de España, cuenta con un equipo B, bautizado como Castilla, en el que se desempeñan las grandes promesas surgidas de las inferiores y algunos refuerzos comprados por la institución como apuestas a futuro. Como entrenador trabaja nada menos que Raúl, un puesto por el que además han pasado Santiago Solari y Zinedine Zidane, entre otros.

El ex goleador español ha instaurado un nuevo método con el que busca bajarle el ego a los más jóvenes antes de que den el salto al Santiago Benabéu. La medida principal es la prohibición del ingreso a las instalaciones del club con cualquier tipo de accesorio considerado como un lujo, ya sean relojes, cadenas, anillos o hasta auriculares costosos.

Raúl quiere ser entrenador del Real Madrid más adelante (@RaulGonzalez)
Raúl quiere ser entrenador del Real Madrid más adelante (@RaulGonzalez)

“En Valdebebas se ha visto estos últimos años algún juvenil de 18 años con coches de altísima gama, algo increíble”, comentó un ex integrante del staff deportivo al sitio AS, justificando las nuevas reglas impuestas por Raúl. Los jugadores deben viajar a cada partido con lo necesario, sin la carga de bolsos de primera marca o artículos de lujo para mostrar así un respeto hacia sus oponentes, quienes en la Segunda B no acceden a salarios como los que ellos tienen: “Los rivales se picaban si veían esos aires y les atacaban durante el partido, la palabra niñato estaba en el aire”, comentó la misma fuente que mantuvo el anonimato.

A su vez, Raúl busca que sus dirigidos respeten a los árbitros y eso quedó claro cuando durante un partido en Navalcarnero dos de los futbolistas del Castilla tuvieron un cruce verbal con el árbitro y tuvieron que pedir perdón de inmediato, por orden de su técnico.

De esta manera, el objetivo es formar una camada de talentos que sean respetuosos con el club, con los rivales y con los referees, además de que tengan los pies sobre la tierra, para que la fama y el dinero que trae consigo ser parte del Real Madrid afecte lo menos posible la personalidad de los muchachos. A su vez, el objetivo de Raúl es algún día ser entrenador del primer equipo y esta clase de decisiones son las que los aficionados más aplauden.

El ex delantero jugó 16 temporadas en el cuadro español y se convirtió una leyenda al vestir la icónica camiseta 7 con la que gritó 323 y ganó 16 títulos, entre los que se destacan tres Champions League. Además, es considerado como uno de los más grandes ídolos de la institución.

SEGUIR LEYENDO: