Las polémicas en Inter-Boca: el equipo argentino reclamó un penal y la tarjeta roja a un rival

El repaso por las maniobras que dejaron dudas sobre el arbitraje del uruguayo Esteban Ostojich. Una mano en el área y una falta que evitó una ocasión manifiesta de gol

Polémica ¿era penal para Boca?

No se habían disputado 10 minutos en el estadio Beira Río por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores entre Inter y Boca cuando llegó la primera polémica del encuentro. Un córner sobre el sector izquierdo bien ejecutado por el colombiano Edwin Cardona cayó con fuerza al área brasileña y fue apenas rozado por un atacante xeneize. El balón rebotó en la entrepierna de Rodrigo Moledo, quien se agachó y pareció desviarlo con su brazo. Las repeticiones mostraron que pareció no haber tal roce y, de haberse registrado, fue casual (de hecho fue revisada por el VAR). No se debe considerar infracción de mano/brazo si la pelota le llega al defensor de forma inesperada y le es imposible evitar el contacto. Se considerará en forma conceptual como una mano en posición natural y que el balón es el que la busca.

Todavía en la etapa inicial, el picante Sebastián Villa ensayó una de sus corridas que siempre complican a los equipos rivales. Con campo y metros a favor, se la tiró larga a Moledo, quien se tiró a barrerlo y le cometió infracción. El árbitro uruguayo Esteban Ostojich dejó continuar la acción y no sancionó falta. Villa trastabilló y quedó afuera de la maniobra, cuando bien pudo estar mano a mano con el guardameta adversario. Esa acción debió ser considerada como foul (con tiro libre directo) y el defensor brasileño tendría que haber visto la tarjeta roja por haber una ocasión manifiesta de gol. Cabe aclarar que el VAR pudo haber intervenido y alertado al referí principal no por la falta pero sí por las consecuencias. Es decir que por carácter transitivo era tarjeta roja, a consideración del árbitro tras su revisión.

¿Era roja para el jugador de Inter por falta a Villa?

El campo de juego con considerable cantidad de agua en varios sectores por la lluvia que azotó a Porto Alegre en las últimas horas complicó un tanto el trabajo de Ostojich. El juez uruguayo amonestó en los primeros 45 minutos a Thiago Galhardo por llegar tarde a presionar y tocar al arquero Esteban Andrada y luego a Frank Fabra por una jugada similar, en la que no se frenó a tiempo y se llevó puesto a un defensor brasileño.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Inter y Boca, por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores en Porto Alegre

Las fuertes lluvias pusieron en duda el partido entre Inter y Boca: las impactantes imágenes

La conmovedora carta de Pelé a Maradona, a una semana de su muerte: “Te amo, un día en el cielo jugaremos juntos en el mismo equipo”

Carnets ecológicos, reciclaje y limpieza los días de partido: así será la campaña “Boca sustentable”