Nuevo capítulo del escándalo con los “Mercedes Rosa” en la Fórmula 1: el repentino cambio de dos escuderías en plena batalla por las sanciones

McLaren y Williams, que habían sido acusadas por Racing Point en un comunicado, anunciaron que finalmente no apelarán la sanción de la FIA

De izquierda a derecha: Zak Brown (McLaren), Szafnauer (Racing Point), Claire (Williams), Budkowski (Renault) y Binotto (Ferrari)- (Reuters)
De izquierda a derecha: Zak Brown (McLaren), Szafnauer (Racing Point), Claire (Williams), Budkowski (Renault) y Binotto (Ferrari)- (Reuters)

Después de que Lawrence Stroll, dueño de la escudería británica Racing Point, emitiera un tajante comunicado en el que se mostró muy enojado con los equipos de McLaren, Williams, Renault y Ferrari por “arrastrar su nombre por el barro” al anunciar que apelarán la sanción que le impuso la FIA a los Mercedes Rosa (15 puntos menos para los constructores y 400 mil euros), fueron dos de ellos los que decidieron dar marcha atrás.

Este miércoles se conoció la intención de los franceses (Renault) e italianos (Ferrari) de continuar hasta el fondo, al creer que el castigo no fue acorde a lo que sucedió, mientras que los otros dos equipos dieron marcha atrás y todo apunta a que lo hicieron por una curiosa razón.

La Federación Internacional de Automovilismo determinó que los conductos de freno traseros de los vehículos de Racing Point eran iguales a los de Mercedes en 2019: “Racing Point no diseñó los RBDs (conductos de ventilación traseros) utilizados en su monoplaza de 2020 y requeridos, por lo tanto la protesta está bien fundada”, concluyeron los jueces de la FIA en el punto 12 de las conclusiones, en un documento que asegura que Mercedes entregó esas piezas a Racing Point en enero de 2020.

Lawrence Stroll se quejó a través de un comunicado - REUTERS/Andrew Boyers/Pool
Lawrence Stroll se quejó a través de un comunicado - REUTERS/Andrew Boyers/Pool

Después de ser nuevamente apercibidos en el Gran Premio del 70 Aniversario por no modificar dichas partes de los automóviles, fueron Renault y Ferrari los que decidieron seguir adelante con la apelación ya que sienten que fue insuficiente el castigo que le impuso la FIA.

“Hemos confirmado nuestra intención de apelar contra la decisión de los comisarios respecto a los conductos de freno de Racing Point”, confirmó la escudería francesa, cuyo objetivo es que se acaben las irregularidades de cara a 2021: “Vamos a seguir trabajando con la FIA, y con todas las partes interesadas, para desarrollar e implementar un marco reglamentario claro y aplicable que asegure que todos los equipos que participen en la temporada 2021 desarrollen su concepto aerodinámico original ellos mismos”, agregaron.

El Cavallino Rampante, en tanto, fue determinante: “Por favor, tomen nota de que acabamos de confirmar nuestra intención de apelar contra la decisión de los comisarios del documento 4, presentada el 7 de agosto a las 9:30, y la del documento 41, presentada el 9 de agosto a las 16:44”,

La jefa de equipo de Williams confirmó que iban a dar marcha atrás a la apelación
La jefa de equipo de Williams confirmó que iban a dar marcha atrás a la apelación

McLaren y Williams, en cambio, dieron marcha atrás a sus protestas a último momento. Los rumores en el automovilismo rápidamente se dispararon y recordaron entre suspicacias que ambos equipos tendrían cerrado un acuerdo con la poderosa escudería alemana Mercedes para que le suministren motores en la próxima temporada. La Flecha Plateada es un involucrado inesperado de este conflicto, ya que la acusación es que Racing Point (que recibe el motor, la suspensión y otras piezas de Mercedes, algo que está permitido por las reglamentaciones) copió los conductos de freno de Mercedes, algo prohibido en este 2020.

“McLaren Racing ha decidido no apelar las decisiones de los comisarios de la FIA en relación a las protestas de Renault sobre Racing Point. El equipo da la bienvenida a las decisiones y hallazgos de los comisarios en este caso y a que la FIA haya demostrado que las violaciones de las reglas se investigarán y castigarán”.

“Además, McLaren está encantada de que la FIA aclare la normativa deportiva y técnica para proteger a la Fórmula 1 como un deporte en el que los equipos están claramente definidos como constructores y elimine la posibilidad de que el Campeonato de Fórmula 1 incluya coches que son, en efecto, copias de otros equipos”, agregaron en el comunicado.

La jefa de equipo de Williams, Claire, también se pronunció para confirmar que no seguirán adelante con las apelaciones al entender que el castigo fue justo: “Creemos que la decisión de la FIA de buscar la prohibición de las copias extensivas de automóviles desde 2021 en adelante aborda nuestra preocupación más fundamental y reafirma el papel y la responsabilidad de un constructor dentro del deporte, que es fundamental para el ADN de la Fórmula 1 y las creencias y principios fundamentales de Williams”.

Tanto Williams como McLaren habían sido dos de las apuntadas por Lawrence Stroll –propietario de Racing Point– en su comunicado: “Más allá del hecho claro de que Racing Point cumplió con el reglamento técnico, estoy consternado por la forma en que Renault, McLaren, Ferrari y Williams han aprovechado esta oportunidad para apelar y, al hacerlo, intentaron restar valor a nuestras actuaciones. Están arrastrando nuestro nombre por el barro y no me quedaré al margen ni lo aceptaré”. Sin embargo, unas pocas horas después, el panorama cambió repentinamente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Las razones que llevaron a Max Verstappen a hacer historia en el Gran Premio 70 Aniversario de la Fórmula 1

Valtteri Bottas, el piloto que “sufre” en silencio la hegemonía de Lewis Hamilton: “Cuando me vence es como si me apuñalara”

El secreto que Lewis Hamilton reveló después de 10 años: “Ha llegado el momento de compartirlo con ustedes”


MAS NOTICIAS