Entrevista a Vicente Del Bosque: cómo manejar egos, por qué Messi “es el mejor de todos los tiempos” y la derrota de su Real Madrid ante Boca en el 2000

A diez años del triunfo de la selección de España en el Mundial de Sudáfrica, el entrenador, de 69 años, abre el libro de sus memorias con Infobae. El significado de aquella gesta en retrospectiva, su experiencia enfrentando a Maradona como jugador, su feeling con el brasileño Ronaldo, los títulos como conductor de la Casa Blanca y el recuerdo de la Copa Intercontinental que perdió ante un Xeneize en el que brillaron Martín Palermo y Juan Román Riquelme

Del Bosque, de 69 años, con la Copa del Mundo (EFE/Mariscal)
Del Bosque, de 69 años, con la Copa del Mundo (EFE/Mariscal)

Vicente Del Bosque está considerado el decimoquinto mejor entrenador de la historia del futbol. Así lo determinó la reconocida revista inglesa Four Four Two, quien no mencionó en su portada que el hombre de Salamanca tiene en su haber un registro que no comparte con ningún otro colega: es el único entrenador campeón del mundo a nivel selecciones y de Europa a nivel clubes.

Mas allá de esos datos, el hombre de 69 años posee la medalla más importante que un entrenador puede pretender, la de la consagración en una Copa del Mundo. Fue el autor intelectual de llevar a España, su seleccionado, a lo mas alto de la élite en el 2010: “Antes de esa Copa ni nos acercábamos a pelear el título, pero en Sudáfrica tuvimos toda la suerte del mundo, además, de un buen equipo, buenos jugadores y un estilo propio”, recalcó Del Bosque en diálogo con Infobae.

Hoy se cumple una década de aquella tarde del 11 de julio de 2010, cuando Andrés Iniesta, a falta de un minuto para el final de la prórroga, marcó el único tanto frente a Holanda en el estadio de Johannesburgo y proclamó a España campeona por primera vez en un Mundial: “Fue el gol más importante en la historia de nuestro país”, sentenció.

Además de repasar esa conquista, el técnico campeón no ocultó su admiración por Messi. También se refirió a Maradona, a quien enfrentó en la década del 80´; elogió a Diego Simeone, destacó a Fernando Redondo, habló de Xavi e Iniesta como futuros entrenadores y, como apasionado del deporte, remarcó: “La Bombonera es la pura naturaleza de lo que es el fútbol”.

¿Qué le pareció la vuelta del fútbol español y sin espectadores?

Ha sido un acierto de la Liga, del fútbol profesional, de la Federación Española de Futbol y del Consejo Superior del Deporte, que obraron de milagro porque esto era impensado que se pudiera desarrollar de la manera en que se hizo hasta el momento. Seguimos un buen ejemplo de Alemania. Luego, los demás países siguieron a los alemanes. Afortunadamente vamos a sustanciar la Liga con un campeón y dentro de poco se disputará la competición europea. Lo peor de todo es que no haya público. Pero, por otro lado, a los aficionados de televisión nos ha venido muy bien para ver partidos todos los días. El que no lo quiera ver, pues tiene otras opciones…

Igual se pierde ese encanto al no haber gente en las tribunas, ¿no?

Sí, es verdad, se pierde lo lindo del fútbol, porque el público ejerce sobre la motivación de los jugadores. Pero, en cambio, la presión sobre los árbitros ha desaparecido. En España es muy difícil arbitrar. La misma jugada vista con una u otra camiseta se observa de diferentes maneras. No es lo mismo dirigir un equipo que otro. Todo cambia…

¿Está de acuerdo con el VAR o se aplica mal en España?

Nos tenemos que acercar a lo que son las nuevas tecnologías, que le hacen bien al fútbol. Siempre será un problema y no va a ser 100 por ciento fiable del todo. Esperemos que vaya mejorando poco a poco su aplicación porque en el fútbol español es necesario…

¿Está encaminado el Real Madrid al título?

Sí, el Real Madrid va camino a un nuevo título, aunque si yo fuera Zinedine Zidane no me gustaría decirlo. Ellos (por el plantel) deben ir con cautela. El entrenador armó un buen equipo. Se han juntado las dos partes más importantes para que un equipo funcione bien: los mejores jugadores y un buen entrenador. El fútbol es un misterio. Si hubiera hecho las rotaciones que hace y salían mal, hubiesen dicho por qué las hizo. Ahora que las hace, dicen que está manejando el equipo de la mejor manera. Las victorias cambian todos los pareceres. Hoy el Madrid tiene mejor intención de juego y es invencible. Los últimos 7 partidos los ha ganado con facilidad y claridad. Se encamina hacia su liga número 34…

El gol de Iniesta en la victoria de España sobre Holanda en la final de Sudáfrica 2010


¿Qué le pasa al Barcelona que no encuentra su juego?

Hizo un gran juego contra el Villarreal, un rival difícil que estaba en progresión y lo dominó en todo momento. Sí es verdad que se descuidaron un poco en los últimos partidos, pero así es el fútbol. Siempre el que gana tiene la verdad y el que pierde tiene que aguantársela…

¿Cuál sería el impacto para el futbol español si Messi se fuese del Barcelona?

Me gustaría que Messi continuara en España. Sería muy malo para el fútbol español que se vaya. Opino lo mismo que dijo Javier Tebas, el presidente de la Liga del Fútbol profesional. Se ha ido Ronaldo y si se va el argentino; sería malo. Igual, donde vaya Messi, jugaría bien en cualquier liga…

¿Cuando se fue Ronaldo pegó fuerte en el Madrid?

Sí, pegó fuerte a nivel futbolístico. Entiendo que se vayan los grandes jugadores. A nivel fútbol local es malo que se vayan las figuras. Es mejor que se queden. Jerarquizan nuestro deporte…

¿Como definiría la carrera de Simeone como DT del Atlético Madrid?

Brillante. Se desempeña en un club que lleva 8 años de éxitos y de un rendimiento donde hay muy pocos que discrepan de su juego. Pero la mayoría está contento con el entrenador que tiene y, además, tiene esa estabilidad que le ha dado el presidente Enrique Cerezo, que para un entrenador es muy importante.

¿Cree que Simeone puede dirigir el Real Madrid?

Sí, creo que sí, igual cada historia es distinta. Yo cuando salí del Madrid dije que no iba a volver a entrenar ni al Atlético de Madrid ni al Barcelona. Había pasado 36 años en el club. Tenía sentimientos encontrados. Pero cada uno decide su futuro, es su decisión…

Se cumplen 10 años del título de España en Sudáfrica. ¿Cuántos recuerdos se le vienen a la cabeza?

Fue un momento histórico del fútbol español. Fueron muchos años de estar en esa pugna de querer ganar el título y no poder hacerlo. Antes de esa Copa del Mundo 2010 ni nos acercábamos, pero en Sudáfrica tuvimos toda la suerte del mundo, un buen equipo, buenos jugadores y un estilo propio.

¿Se puede disfrutar de un Mundial o la presión de salir campeón le quita el disfrute?

Yo la pasé bien siempre. He sido feliz alrededor de este deporte. La única cosa mala es la singularidad que tiene el fútbol, que solo pueden jugar 11 de 23 jugadores. O cuando tenés que dejar futbolistas fuera de un plantel. Me apenaba mucho dejarlos fuera de un Mundial o no hacer ingresar a los que están en el banquillo. No les podía dar oportunidades y se lo merecían igual que los que jugaban. Se los comunicaba con toda normalidad. Siempre intentando que ellos (los futbolistas) supieran confiar en el entrenador y que lo que hacía era por el bien del equipo. Tomaba decisiones y algunos me demostraban su malestar, pero es entendible. Es la ley del fútbol…

¿Cree que el gol de Iniesta en la final frente Holanda es el más importante de la historia de España?

Sí, no es el más bonito, pero sí el más importante de la historia. La jugada fue muy buena, a pocos minutos del final de la prórroga. Navas, Fábregas, Fernando Torres y la culminación de Iniesta. Los tres habían ingresado desde el banquillo. Nosotros pensábamos en los penales y no creíamos que se definiría en el tiempo suplementario. De hecho, le dije a mi ayudante de campo que fuera pensando en la ejecución de los penales. En quiénes estaban mejor para ejecutar. Pero al final surgió el gol de Andrés y fue lo mejor que nos podía haber sucedido…

Salieron campeones en la mejor época de Messi con Argentina y de Cristiano Ronaldo con Portugal. ¿Tiene doble merito la consagración?

Sí, es doble el mérito porque en la mejor década de Messi y Ronaldo fuimos campeones del mundo. Cuando todos pensaban que Argentina o Portugal eran los candidatos, ambas selecciones no pudieron conseguirlo. Después, Ronaldo salió campeón en la Eurocopa en el 2016 y también tuvo su mérito…

¿Se puede ser campeón del mundo con una sola figura en el seleccionado u hoy el fútbol te exige un equipo completo y no depender únicamente de las individualidades?

Es bueno que haya figuras y grandes jugadores en un plantel, pero sólo con eso no te alcanza. Ellos deben saber que sin un equipo atrás no consiguen nada. No pueden ser campeones. Nosotros a medida que íbamos avanzando nos íbamos dando cuenta de que podíamos salir campeones. Sabía que era muy difícil. Arrancamos perdiendo en la Copa, pero después recuperamos la confianza. Sufrimos frente a Honduras y Chile. No tuvimos buenos partidos, pero les hicimos entender a los futbolistas que teníamos una gran competencia por delante y éramos muy competitivos. Y el grupo se fortaleció. No hubo una figura más que otra. Todos fueron iguales…

¿Como hizo para manejar los egos de un vestuario con futbolistas muy importantes del Real Madrid y el Barcelona para conducir a un seleccionado campeón del mundo?

Buscamos el equilibrio emocional. Ellos ven eso. Captaron rápidamente el mensaje, cuál era nuestra idea. Mi rol como entrenador fue unir a todos y que hubiera buena relación. Dejar los egos de lado. La cuestión deportiva es fundamental. Que vieran que tenemos conocimientos. Si no ven eso, no creen en ti y estás perdido. Ellos deben darse cuenta de que tenés amplios conocimientos. Y demostrarlos…

Tiene un pasado exitoso en el Real Madrid. Es un hombre muy querido en la Casa Blanca, ya que estuvo 11 años como jugador y se mantuvo cuatro temporadas seguidas como director técnico de los galácticos con Casillas, Roberto Carlos, Figo, Zidane, Raúl, Ronaldo, Hierro, Redondo…

“La verdad que todos fueron jugadores ejemplares. Tendría que escarbar mucho para encontrar un mal comportamiento. Ellos mismos se dieron cuenta de la calidad de persona que soy. Pedía lo posible dentro del campo de juego. Y ellos entendieron lo que pretendía. Los convencí con un mensaje claro: si estábamos unidos, estaríamos más cerca del éxito. Y así fue. No fue el mejor Madrid de todos, pero logramos 11 títulos en seis años. El Madrid de ahora también consiguió cuatro títulos de Europa en muy poco tiempo. La historia del Madrid es muy larga y rica. Nosotros en el 1998/2002 conseguimos tres copas europeas. No se puede hablar de la mejor época. Hubo otros años con chicos nacidos en la cantera que han hecho un gran Real Madrid. Yo nunca pensé en ser un entrenador profesional, sólo formativo. Pero, al final, me sentí a gusto dirigiendo profesionales y los futbolistas tuvieron un comportamiento correctísimo. Siempre me respetaron y yo a ellos…

¿Qué destaca de Fernando Redondo?

Fue un líder en el terreno de juego. Tenía presencia. Siempre pensaba más en el equipo que en su propio rendimiento. No fue un jugador egoísta. Compañero en todos los sentidos y el grupo se lo demostraba. Fue un caballero…

¿Qué recuerdos se le vienen a la cabeza del Real Madrid vs. Boca en Tokio por la Intercontinental?

Boca fue mejor que el Real Madrid en todo el partido. Nos ganaron antes de que comenzara el juego. Fueron muy tempraneros los tantos de Palermo. Fuimos incapaces en todo momento de dar vuelta el marcador. Ellos especularon con el juego. Riquelme fue la figura e hizo mucho para que Boca ganara la Copa. Nosotros sabíamos las características de todos los rivales, especialmente de Riquelme, Palermo y Serna, el colombiano. También conocíamos a los centrales (Bermúdez y Traverso). No nos sorprendió como jugó Boca porque teníamos información detallada sobre el equipo al que nos íbamos a enfrentar. En 1978 ya había ganado una Intercontinental, así que no era un equipo nuevito que llegaba sino un gran club de Argentina…

¿Le hubiera gustado dirigir a Boca?

Mira, nunca me llamaron del fútbol argentino. Dirigí cuatro años en el primer equipo del Madrid y ocho en la selección. Después me fui a dirigir a Turquía. No sé qué hubiera pasado si me llamaban de Boca. Todavía recibo propuestas para dirigir en otros países, pero ya me retiré. En su momento tampoco las tuve…

¿Qué le pareció jugar en la Bombonera?

La pura naturaleza de lo que es el fútbol. He ido con el Madrid a disputar un amistoso internacional que perdimos con Boca. Es la pura esencia del fútbol. La Bombonera tiene su influencia en el juego. Y la hinchada también por ser tan vehemente. Se siente la presión en ese campo de juego, como en otros.

Boca derrotó 2 a 1 al Real Madrid, en la final de la Copa Intercontinental del año 2000


Jugó 11 años en el Madrid (1973-84) y enfrentó al Barcelona de Diego Maradona. ¿Qué recuerdos tiene de aquellos encuentros?

Era muy bueno y marcaba la diferencia. Ya se vislumbraba que Maradona se iba a transformar en el mejor del Mundo, por eso lo fichó el Barcelona. Fue el mejor de esa época, pero hoy, Messi lo ha superado. Messi es el mejor de todos los tiempos…

¿Le hubiese gustado dirigir a Messi?

Estoy muy conforme con los jugadores que he tenido. Tuve mucha suerte de dirigir a grandes jugadores que han sido muy correctos. No me quedo con la espina de nada.

Ganó 9 títulos como jugador del Real y 11 como entrenador. ¿Cuál es el más importante de su carrera?

A nivel clubes, las copas de Europa con el Real Madrid. En la selección, el Mundial de Sudáfrica. Y la Eurocopa también. Pero, sobre todo, siempre intenté trasladar al público las mejores conductas. Es el mejor mensaje que uno puede entregar…

Hace poco Ronaldo habló de usted como el director técnico que más lo entendió. ¿Como logró tener esa afinidad con el brasileño?

Él era un chico de muy buen corazón, un jugador excelente. Una persona cariñosa. Le gustaba mucho el fútbol. Tenía todo los requisitos para no generar problemas ni que nadie se los creara a él. Se llevaba bien con todos. Creamos una buena afinidad porque nos entendíamos muy bien.

En el Mundial 2018 quedaron eliminados en primera ronda. ¿Qué hicieron mal para que España no avanzara a los octavos de final?

Admitimos la derrota porque no hicimos bien las cosas. Julián Lopetegui dirigió a la selección dos años, la clasificó para Rusia y después pasó lo que pasó. La selección ha estado en buenas manos con él. Pero cumplió su tiempo y ahora es el turno de Luis Enrique.

¿Cree que Xavi e Iniesta están capacitados para ser entrenadores?

Sí, tienen vocación y muchos conocimientos. Saben manejarse en un vestuario. En principio, manejan mucho potencial para ser muy buenos entrenadores, lo han demostrado mientras jugaban. Eran entrenadores en el campo de juego.

¿Como pasó esta situación del coronavirus?

Bien, en familia con la responsabilidad máxima, sabiendo que es una situación inédita e insólita. Confinados y llevando adelante las medidas de cuidado que nos recomendaron los expertos. Y con buen ánimo, tratando de tener una rutina positiva y con la esperanza de un futuro cada día mejor, dejando al margen este virus…

¿Qué enseñanza le dejó la crisisi del COVID-19?

La importancia de la salud y de ser generosos en la vida. Darles el valor a las cosas esenciales que en otras circunstancias no se las damos. Que podamos todos los días llevarnos un poco de pan a la boca u otros productos. A los médicos, los sanitarios, la gente que trabaja para nosotros, hay que valorarlos en su justa medida…

Seguí leyendo:

La Conmebol confirmó la fecha de reanudación de la Copa Libertadores y la Sudamericana

La carta de un futbolista de la Premier League: “Soy gay, pero no puedo contarlo en mi equipo y es una pesadilla”



MAS NOTICIAS