Sean Payton tiene 56 años pero sus síntomas son leves (USA TODAY Sports)
Sean Payton tiene 56 años pero sus síntomas son leves (USA TODAY Sports)

La temporada NFL concluyó el pasado 2 de febrero con la celebración del Super Bowl. Las ligas de básquetbol (NBA) y hockey sobre hielo (NHL), en cambio, tuvieron que suspender sus temporadas de forma abrupta la semana pasada por la pandemia. Los jugadores de la NFL se encuentran ahora en periodo vacacional mientras la actividad es frenética en los despachos por el inicio del periodo de agencia libre.

Sin embargo, Sean Payton, entrenador de los New Orleans Saints, dio positivo en un test de COVID-19 convirtiéndose en el primer caso de contagio que se conoce en la liga de fútbol americano (NFL). El coach explicó a ESPN que el domingo comenzó a sentirse mal y un día después se sometió a la prueba, cuyo resultado positivo conoció este mismo jueves. El técnico, de 56 años, aclaró que se encuentra aislado en su casa, con fatiga, pero sin haber padecido ni fiebre ni tos.

Payton dijo ser “optimista de cara a una recuperación total” y recalcó que ha dado a conocer rápidamente su caso para apoyar el reclamo de las autoridades a que la gente actúe responsablemente y permanezca en sus domicilios para frenar la epidemia. “Tuve la suerte de estar entre la minoría, sin los graves efectos secundarios que algunos tienen”, señaló. “Los jóvenes sienten que pueden lidiar con esto, pero ellos pueden transmitirlo a alguien que no puede afrontarlo. Así que todos tenemos que hacer nuestra parte”.

Payton es el primer infectado de la NFL (USA TODAY Sports)
Payton es el primer infectado de la NFL (USA TODAY Sports)

Cuatro equipos de la NBA (Utah Jazz, Detroit Pistons, Brooklyn Nets y Denver Nuggets) han informado de ocho casos de COVID-19 hasta ahora, si bien los Nuggets no detallaron si el miembro de su organización contagiado es un jugador. En la NHL, los Ottawa Senators informaron el martes que uno de sus jugadores, no identificado, también contrajo la enfermedad.

El jueves, Estados Unidos superó la barrera de los 10.000 casos de infecciones del nuevo coronavirus y suma 154 muertos por el patógeno, según un recuento de la Universidad Johns Hopkins usado como referencia nacional.

Las autoridades sanitarias estadounidenses han indicado que esperan que el número de casos de la enfermedad COVID-19, que según la universidad suman ya 10.755, aumente abruptamente en los próximos días debido a un incremento de las pruebas diagnósticas después de retrasos iniciales.

En Estados Unidos, el mayor número de muertos sigue estando en la costa oeste, en el estado de Washington, donde en enero se registró el primer caso del nuevo coronavirus en el país. Pero el mayor número de contagios pasó a la costa este, al estado de Nueva York.

Según este conteo, Washington tiene 1.187 casos confirmados y 68 muertes, seguido de Nueva York (4.152 y 20), California (870 y 16), Nueva Jersey (427 y 5) y Florida (360 y 9).

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Con información de AFP