El departamento de Estado de Estados Unidos pidió a sus ciudadanos que no viajen al extranjero para evitar mayores contagios por coronavirus

Se trata de una advertencia “Nivel 4”. Además, las autoridades afirmaron que los estadounidenses que no regresen al país ahora, deberían prepararse a permanecer en el extranjero “por un tiempo indefinido”

El secretario de Estados de Estados Unidos, Mike Pompeo (REUTERS/Tom Brenner)
El secretario de Estados de Estados Unidos, Mike Pompeo (REUTERS/Tom Brenner)

Washington instó este jueves a los ciudadanos estadounidenses a no viajar al extranjero bajo ningún pretexto y a regresar a Estados Unidos si pueden, debido a la propagación mundial del coronavirus.

El Departamento de Estado afirmó que los estadounidenses que no regresen al país “deberían prepararse a permanecer en el extranjero por un tiempo indefinido”.

“El Departamento de Estado aconseja a los ciudadanos estadounidenses que eviten todo viaje internacional debido al impacto global de COVID-19”, afirmaron las autoridades en una declaración difundida el jueves.

El Departamento de Estado también advirtió que los ciudadanos estadounidenses que viven en elextranjero “deben evitar todo viaje internacional”.

El anuncio del jueves implica una advertencia del tipo Nivel 4: “No viaje”, que es la más severa en la escala de asesoramiento del Estado. De acuerdo con Fox News, antes del brote de COVID-19 Estados Unidos tenía reservado el Nivel 4 para viajes a Libia, Corea del Norte, Afganistán, Somalia, Siria, Burkina Faso, Sudán del Sur, Yemen, Venezuela, República Centroafricana, Malí, Irán, Irak y Haití.

Donald Trump (Evan Vucci/Pool via REUTERS)
Donald Trump (Evan Vucci/Pool via REUTERS)

El movimiento llega después de que el departamento haya implementado un aviso de nivel 3 global durante el fin de semana pasada, con el que advirtió a los ciudadanos estadounidenses que reconsideraran viajar al extranjero.

La semana pasada, además, el Departamento de Estado autorizó la salida del personal estadounidense y sus familiares de cualquier puesto diplomático o consular en el mundo en el que “hayan determinado que corren un mayor riesgo si se exponen a COVID-19 o que hayan solicitado la salida basándose en una justificación acorde”.

El departamento dijo el jueves que “estas salidas pueden limitar la capacidad de las embajadas y consulados de EEUU para prestar servicios a los ciudadanos estadounidenses”.

Esta medida llega en un momento en que muchas fronteras se han cerrado en todo el mundo, incluida la gigantesca que existe entre Estados Unidos y Canadá. Todos los viajes desde Europa a Estados Unidos también se han suspendido.

Donald Trump y Mike Pence en videoconferencia con gobernadores para discutir medidas ante el coronavirus (Evan Vucci/Pool via REUTERS)
Donald Trump y Mike Pence en videoconferencia con gobernadores para discutir medidas ante el coronavirus (Evan Vucci/Pool via REUTERS)

El jueves, Estados Unidos superó la barrera de los 10.000 casos de infecciones del nuevo coronavirus y suma 154 muertos por el patógeno, según un recuento de la Universidad Johns Hopkins usado como referencia nacional.

Las autoridades sanitarias estadounidenses han indicado que esperan que el número de casos de la enfermedad COVID-19, que según la universidad suman ya 10.755, aumente abruptamente en los próximos días debido a un incremento de las pruebas diagnósticas después de retrasos iniciales.

En Estados Unidos, el mayor número de muertos sigue estando en la costa oeste, en el estado de Washington, donde en enero se registró el primer caso del nuevo coronavirus en el país. Pero el mayor número de contagios pasó a la costa este, al estado de Nueva York.

Según este conteo, Washington tiene 1.187 casos confirmados y 68 muertes, seguido de Nueva York (4.152 y 20), California (870 y 16), Nueva Jersey (427 y 5) y Florida (360 y 9).

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Donald Trump anunció que tratarán a los pacientes de coronavirus con drogas que están demostrando “resultados muy alentadores”


MAS NOTICIAS