Así fue el triunfo histórico de Francia ante los Estados Unidos

En China, la selección de básquet de Francia logró el mejor triunfo de toda su historia. Y lo hizo en una instancia definitoria y ante los Estados Unidos, la máxima potencia del deporte. Tal vez con el plantel más completo que se recuerde, el conjunto galo ya está entre los mejores cuatro seleccionados del Mundial y buscará ser finalista por primera vez.

Transitando su octava participación mundialista, parte de la camada de jugadores que compite en China ya logró el mayor éxito para Francia en los Mundiales: en la última edición, que se llevó a cabo en España 2014, los franceses dieron el golpe al dejar fuera de la lucha por las medallas al local al superarlo en los cuartos de final para luego quedarse con el tercer puesto, su mejor ubicación histórica.

Batum y Fournier, dos de las figuras de Francia en el Mundial (FIBA)
Batum y Fournier, dos de las figuras de Francia en el Mundial (FIBA)

Hace cinco años, Evan Fournier, Nicolas Batum, Rudy Gobert, Vincent Poirier, y el por entonces compañero de Manu Ginóbili en los San Antonio Spurs, Boris Diaw, ganaron la medalla de bronce. De ese equipo, los cuatro primeros se mantienen entre los 12 del plantel que compiten en el país asiático y que volvió a asegurar su lugar entre los cuatro semifinalistas.

En lo que respecta al juego, Francia es uno de los conjuntos más talentosos y de mayor dinámica que tiene la Copa del Mundo. Gracias a la versatilidad que tienen sus protagonistas, el entrenador Vincent Collet -lleva 10 años al frente del equipo nacional- tiene las armas para planificar diferentes quintetos de juego.

Frank Ntilikina, una de las estrellas jóvenes del conjunto francés (FIBA)
Frank Ntilikina, una de las estrellas jóvenes del conjunto francés (FIBA)

El conjunto francés puede proponer un juego rápido en ataque, y también aprovechar la posesión del balón a través del base de los New York Knick Frank Ntilikina, uno de los cinco jugadores que tiene el plantel galo en la NBA. Además, Francia cuenta con el poderío anotador de Fournier, que se ubica entre los mejores cinco goleadores del Mundial: el escolta de los Orlando Magic promedia 21 puntos por partido, con un promedio de más de 45 por ciento de tiros de cancha.

Junto a ellos, Nicolas Batum es otro de los jugadores clave en el esquema francés. El alero de los Charlotte Hornets es un todoterreno: promedia 7.8 puntos, 3.4 rebotes y 2 asistencias en casi 30 minutos de juego.

Rudy Gobert, uno de los mejores jugadores del Mundial (FIBA)
Rudy Gobert, uno de los mejores jugadores del Mundial (FIBA)

A él se le suma el que tal vez está en la lista de los tres jugadores más dominantes del Mundial: Rudy Gobert demostró el valor que tiene su presencia en el juego de Francia. El pivot de los Utah Jazz tuvo un partido sobresaliente en la victoria ante los Estados Unidos con 21 puntos y 16 rebotes. Pero más allá de lo estadístico, hay que destacar la importancia que tiene el gigante de 2.16 metros a la hora de intimidar a los rivales cerca de su aro: promedia 2.3 bloqueos por encuentro (se ubica en la segunda posición en el torneo), además de sumas más de 12 puntos y casi 10 rebotes (puesto 4 en el ranking).

El otro jugador NBA que tiene Francia es otro interno, Vincent Poirier, que milita en los Boston Celtics. Más allá que ya no esté jugando en la mejor liga del mundo, el base titular del equipo europeo es Nando De Colo, un anotador nato -promedia 17 unidades por juego en el torneo- que jugó en los San Antonio Spurs durante dos temporadas y luego se mudó a Toronto, antes de volver a Europa para jugar en el Fenerbahçe, de Turquía.

Francia será un duro rival para el equipo de Sergio Hernández. Uno más en este Mundial que tiene a España y Australia como los otros semifinalistas del torneo. El historial marca que Argentina llega con ventaja al duelo del próximo viernes en Beijing: si se cuentan enfrentamientos en Mundiales y Juegos Olímpicos, el conjunto albiceleste ganó tres partidos y perdió uno.

El primer antecedente fue en el Mundial 1950, que se jugó en Buenos Aires: por la primera ronda del certamen que Argentina terminó campeón del mundo, el local ganó 56-40. El segundo encuentro fue en los Juegos Olímpicos Helsinki 1952 y también terminó en victoria (61-52). La tercera vez que se cruzaron fue en el Mundial de Japón 2006 y acabó con triunfo argentino por 80-70; mientras que la última vez que se enfrentaron fue por los Juegos Olímpicos de Londres 2012: terminó con victoria 71-64 para los galos.

Antes del Mundial en China, en lo que fue un cuadrangular preparatorio que se jugó en Lyon, Francia, el seleccionado local ganó el partido por 77-58.

SEGUÍ LEYENDO: