Khabib Nurmagomedov retuvo el cinturón de campeón tras vencer a McGregor (AFP)
Khabib Nurmagomedov retuvo el cinturón de campeón tras vencer a McGregor (AFP)

El sábado se cumplirán 336 días desde la noche en la que Khabib Nurmagomedov saltó de la jaula en Las Vegas para tomarse a golpes en las gradas con los colaboradores de Conor McGregor. Aquel combate que terminó en escándalo lo consagró como el mejor luchador de UFC, pero le costó una suspensión de varios meses que lo alejó de la actividad profesional, hasta este fin de semana cuando se concrete su regreso, ante Dustin Poirier. ¿Qué ha pasado con el ruso desde entonces?.

Luego de imponerse por sumisión ante el irlandés el 6 de octubre de 2018  y de protagonizar una batalla entre el público, el ruso de 30 años fue retirado a los vestuarios. Allí, recibió el cinturón de campeón peso ligero por parte de Dana White, presidente de UFC. "Tienes suerte de haberme dado mi cinturón, ya que de no hacerlo se dónde estacionas tu coche y te lo hubiera destrozado", amenazó horas más tarde por redes sociales al empresario norteamericano.

Inmediatamente después, Khabib se tomó un vuelo de regreso a Rusia, en donde lo esperaba su padre, Abdulmanap, a quien Estados Unidos le había negado la visa para ver la pelea de su hijo. Allí, no sólo lo recibió su familia, sino también el propio presidente Vladimir Putin.

El escándalo entre Khabib McGregor

"Cualquiera podría haber saltado del octágono de la misma manera. Si nos atacan desde el exterior, todos podríamos saltar de esa manera. Cuando alguien nos provoca puede haber un infierno que apagar", argumentó  Putin al hablar sobre los incidentes protagonizados por Khabib. Aunque el mandatario también dijo que "es mejor no llegar a esa etapa". Además,  tuvo una fantástica y cariñosa recepción en el estadio Anzhi Arena de Makhachkala (Daguestán), donde cientos de fanáticos le brindaron su apoyo.

Mientras tanto, la Comisión Atlética de Nevada estudiaba las imágenes de la noche del sábado para castigarlo a él y a McGregor por el vergonzoso episodio ocurrido después. Además, les había retenido el 50% de la bolsa a cada uno.

"No soy culpable. Comencé la trifulca y terminé como un hombre. Ellos castigarán al iniciador. Yo gané la pelea según las reglas", había insistido Khabib antes de que se conozca el fallo. "Acabo de defender a mi familia y mi religión. Si quieren castigarme, pueden obtener todo el dinero que gano y pueden darme una suspensión de 10 años. No me importa", insistió.

Khabib peleará este fin de semana en Abu Dhabi (USA TODAY Sports)
Khabib peleará este fin de semana en Abu Dhabi (USA TODAY Sports)

Finalmente, el 29 de enero se informó la suspensión de nueve meses para él y seis para el irlandés. Además, McGregor debió pagar más de USD 65 mil de multa, mientras que Khabib, tuvo que desembolsar USD 650 mil.

En el medio, Khabib y sus colaboradores comenzaron arduas negociaciones con Dana White para organizar la revancha. Pero todo se derrumbó cuando McGregor anunció su retiro en marzo de este año. "Solo puede haber un rey en la jungla. Solo uno", publicó en Twitter el ruso al conocer la noticia, burlándose de su rival.

Así fue que Khabib se refugió en Rusia y se dedicó a entrenar, no pudo escapar de la polémica. En abril, varias organizaciones que defienden los derechos de los animales estallaron al ver un video suyo peleando con un oso bebé.  En la grabación el animal aparece encadenado y rodeado del luchador y sus cerca de 10 amigos, quienes se divierten con peleando contra él.

El video de Khabib peleando con un oso hace unos meses en Rusia

Vale recordar que el deportista se entrenaba con esta clase de mamíferos cachorros cuando era pequeño.  "Un hijo siempre quiere mostrar a su padre de lo que es capaz. La pelea contra el oso era más una prueba de carácter que un ejercicio", había explicado su padre tras la filtración de un antiguo video.

Finalmente, el campeón de UFC salió de su refugio en Rusia para volver a luchar. En junio de este año se anunció que intentará unificar el título mundial del peso ligero ante el 7 de septiembre en Abu Dabi contra el campeón interino Dustin Poirier. 

Luego de la confirmación del combate, el ruso brindó algunas entrevistas en las que aseguró que quiere volver a pelear con McGregor, pero en esta ocasión no en el ámbito deportivo. "Esto nunca acabará. Nunca. Si nos vemos en cualquier sitio, vamos a pelear. No importa si uno va a la cárcel. No tengo miedo de eso. Si alguien tiene que ir a la cárcel, va a ser ellos. Irán al hospital y nosotros iremos a la policía", dijo con respecto a la enemistad que existe entre su equipo y el del ex luchador irlandés.

Khabib protagonizó un escándalo en su última pelea contra McGregor (AFP)
Khabib protagonizó un escándalo en su última pelea contra McGregor (AFP)

Como si todo esto fuera poco, en julio Khabib se enfrentó al también luchador de UFC Nate Díaz. El entredicho entre ambos se dio en Lass Vegas, en el marco del evento de UFC 239. Las imágenes, tomadas desde la cámara del móvil de un aficionado, mostraron la escena en la que el estadounidense comienza a pasar por detrás del grupo de amigos del ruso. Díaz se detuvo y comenzó a hablarle directamente a Nurmagomedov, quien desde su asiento alcanzó a hacerle un gesto con la mano como para que se largue de allí.

Cuando Díaz comenzaba a irse del lugar fue el campeón de los ligeros el que se levantó para increparlo. En ese momento, el estadounidense levantó los brazos y tras intercambiar algunas palabras se fue directo hacia él. Cuando Khabib se disponía a cruzar la fila de asientos que los separaban, el personal de seguridad interrumpió la discusión.

Este fin de semana se terminarán las palabras. El sábado Khabib pondrá en juego un invicto de 27 combates y su cinturón de campeón, el mismo que obtuvo en abril de 2018 tras vencer al estadounidense Al Iaquinta y que ya supo defender ante McGregor.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: