Este domingo, en la goleada por 5-2 ante el Betis, el Barcelona hizo debutar a Ansu Fati, un juvenil de apenas 16 años que es una de las grandes promesas de la Masía. Si bien el delantero no hizo ningún gol, sí se generó su propia chance  dejó algunas pinceladas que adelantan la calidad que lleva en la sangre.

El pequeño nacido en República de Guinea-Bisáu, país africano, pero se crió en España, país al que arribó su familia en búsqueda de mejores oportunidades cuando él tenía seis años. La pequeña localidad andalúz de Herrera fue la elegida por su padre, Bori Fati, quien de joven se desempeñó como futbolista, pero en el Viejo Continente consiguió empleos en el basurero municipal y como chofer personal del alcalde del municipio de Marinaleda.

Mientras tanto, sus dos hijos comenzaron a mostrar que en su ADN había cualidades futbolísticas heredadas de su padre e ingresaron al Sevilla. Ansu jugó allí un tiempo hasta que en 2012 se unió al Barcelona. En esa etapa, recibió ofertas del Betis, Zaragoza y del propio Real Madrid, pero el jugador eligió el cuadro catalán.

"Con Ansu he estado muy poco, pero no me ha sorprendido nada de lo que hizo el domingo y de lo que pueda hacer. Es desparpajo puro, anarquía total en el su juego, hay que darle libertad y no encorsetarlo en una banda y prohibirle que vaya a los pasillos interiores. No tengo ninguna duda de que logrará lo que se proponga, es un asesino del área, es uno de mis reyes, tiene madera de campeón. Yo estoy muy agradecido a Valverde y es una lastima que no pueda estar con nosotros mañana", dijo Víctor Valdés, entrenador de uno de los equipos filiales, en conferencia de prensa este lunes.

Ansu Fati justo antes de hacer su debut (Reuters)
Ansu Fati justo antes de hacer su debut (Reuters)

Con la camiseta azulgrana se inició en el Avelín A, en donde hizo dupla con el japonés Kubo, recientemente fichado por el Real Madrid. Juntos ganaron varios torneos, incluido una final ante su clásico rival. Así, el africano llegó un día al equipo B.

"Llegó de entrenarse con el Barça B con unas molestias en una planta del pie y no pudo jugar el primer partido. Le dije que me enseñara las botas y eran un desastre, nadie había reparado en eso, y fuimos comprar unas botas nuevas", contó Valdés quien reveló que al partido siguiente, con nuevo calzado, marcó dos goles.

Ansu Fati se desempeña como extremo izquierdo y este año hizo la pretemporada en el equipo filial. Por las lesiones de Dembelé, Suárez y Lionel Messi, Ernesto Valverde lo incluyó entre los suplentes del partido ante el Betis y lo mandó a la cancha en el segundo tiempo cuando el trámite estaba resuelto.

Tras culminar el partido, el propio Messi, publicó una imagen en su cuenta de Instagram abrazado al número 31 en una especie de bendición que se hizo viral. Incuso, el Barcelona comentó en la publicación: "El presente y el futuro".

La fotografía que publicó Lionel Messi (@leomessi)
La fotografía que publicó Lionel Messi (@leomessi)

Ansu Fati habló tras terminar el partido con Barcelona TV: "Miraba a mis padres, a mi familia, que son los que me han acompañado hasta llegar aquí. Me he quedado allí en el campo porque no me lo creía y ahora toca disfrutar el momento e insistir que solo tengo palabras de agradecimiento".

Otro de los que felicitó al delantero fue su padre, Bori Fati, en diálogo con el programa de radio español Carrusel Deportivo: “Yo hoy ya me puedo morir, si muero ya no pasa nada, mi hijo ha debutado en el Barcelona“.

El jugador más joven en debutar con el Barcelona fue Vicente Martínez Alama (nacido el 12 de enero de 1925), quien, con 16 años, 9 meses y 5 días. Ansu Fati, con 16 años, 9 meses y 25 días, se ubico detrás de él.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El impresionante gol de Candreva en el triunfo del Inter por 4 a 0 ante el Lecce

Georgina Rodríguez reveló el secreto para “hacer feliz” a Cristiano Ronaldo