Niki Lauda en Argentina en 1978

Niki Lauda tuvo dos etapas en la Fórmula 1, de 1971 a 1979 y de 1982 a 1985. En la primera parte disputó siete Grandes Premios de Fórmula 1 de la República Argentina, con diferentes resultados. Además fue compañero de equipo de Carlos Alberto Reutemann en Ferrari y permitió que Ricardo Zunino debute en Brabham.

Respecto de sus actuaciones en el Autódromo de Buenos Aires Oscar y Juan Gálvez, el austríaco logró dos segundos puestos (1974 y 1978), fue 11º (1972), 6º (1975) y tuvo tres abandonos (1973, 1977 y 1979). "Me gusta la Argentina y allí está mi amigo Carlos Reutemann. Lo que más sorprendía era la pasión de su gente por las carreras. En esos años se corría con mucho calor, pero el público llenaba el autódromo. Espero que en algún momento la F-1 pueda volver allá", le dijo a CORSA en 2016. En su segunda parte
en la Máxima no hubo competencias en nuestro país.

Niki y “Lole” Reutemann (izquierda) y Zunino (derecha), con el auto que dejó vacante Lauda, en Argentina en 1978
Niki y “Lole” Reutemann (izquierda) y Zunino (derecha), con el auto que dejó vacante Lauda, en Argentina en 1978

Lauda y Reutemann compartieron la Scuderia en 1977. Pero ambos protagonizaron un momento especial. Luego del accidente de Niki en Nürburgring en 1976, en Maranello descartaban su vuelta para el GP de Italia. Por eso una carrera antes, en Holanda, se selló el ingreso del santafesino para reemplazarlo en Monza. La rápida recuperación del
austríaco sorprendió a propios y extraños. Ambos y el otro piloto titular, el suizo Clay Regazzoni, corrieron en la competencia peninsular. Luego "Lole" se quedó para la temporada siguiente y continuó en 1978, cuando ya Lauda se había ido a Brabham.

Sobre por qué Reutemann no pudo ser campeón mundial, Lauda aseveró: "No sé, pasaron tantos años… Más allá de todo Carlos hizo un gran trabajo en la F-1 y no por nada estuvo en equipos tan importantes".

Pero hay más y se trata de una historia muy particular. En 1979 el sanjuanino Ricardo Zunino negociaba su ingreso a Brabham para la temporada venidera. En el GP de Canadá el "Colorado" (como se lo apoda a Zunino), viajó como espectador y recorrió los boxes. El viernes Lauda decidió su retiro, se fue de forma abrupta del circuito y llegó una
inesperada oferta al cuyano. Cuando quedaban 30 minutos de ensayos uno de los mecánicos del equipo inglés le dijo: "Andá que te busca Bernie (Ecclestone)". Ricardo lo buscó y recibió la propuesta del por entonces dueño de la escuadra británica.

Niki Lauda en Argentina en 1978
Niki Lauda en Argentina en 1978

"Quiero que corras el auto que acaba de dejar Lauda", fueron las palabras que le llenaron los oídos a Zunino. Al tener sólo 30 minutos por delante Ecclestone le dijo que ya no valía la pena que saliera a la pista. Pero las ganas del corredor pudieron más. Buscó un buzo y un casco para subirse al Brabham. "Sí, sí queda tiempo", dijo Zunino.

Al menos conoció el circuito. Se tuvo que poner las botas de competición de Lauda (tres números más grandes), además el casco no era de su medida y la posición de manejo en el habitáculo era muy diferente. Al otro día (sábado) se realizó el ajuste de la butaca. Además tenía el calzado de su número y un buzo que le calzaba mejor. Fue 19º en la clasificación, entre 29 competidores. Pudo largar ya que en esa época lo hacían los que lograban los 24 mejores tiempos.

El Bramham de Niki Lauda en Argentina en 1978
El Bramham de Niki Lauda en Argentina en 1978

El domingo 30 de septiembre de 1979 fue el debut del "Colorado", en lo que fue una de las últimas tres veces que hubo dos argentinos en la F-1, ya que ese año Reutemann corría para Lotus. Ricardo terminó séptimo en la carrera que ganó el australiano Alan Jones (Williams), que al año siguiente fue compañero de Lole. Zunino, por su parte, producto de su actitud y –presupuesto mediante- se ganó un lugar en Brabham para 1980 y compartió
equipo con el brasileño Nelson Piquet. La puerta se le abrió gracias al primer retiro de Lauda, aunque el sanjuanino estuvo en el momento y lugar indicados.

Este lunes, Niki Lauda murió a los 70 años. Fue tres veces campeón de la Fórmula 1 y uno de los mejores pilotos de la máxima competencia del automovilismo mundial: ganó 25 carreras y se consagró en 1975, 1977 y 1984. Y supo reponerse con un temple inigualable a un terrible accidente en 1976.

Niki Lauda murió a los 70 años (REUTERS)
Niki Lauda murió a los 70 años (REUTERS)

El video del accidente que marcó su vida

MÁS SOBRE ESTE TEMA: