Hubo más fanáticos de Pittsburgh Steelers en el evento realizado en CDMX (Foto Infobae)
Hubo más fanáticos de Pittsburgh Steelers en el evento realizado en CDMX (Foto Infobae)

El amor de los mexicanos por el fútbol americano comenzó hace al menos 90 años, cuando comenzó a practicarse ese deporte en el país, mientras que hace 39 años, dos equipos de la NFL se enfrentaron en México por primera vez. El Draft 2019 sirvió como pretexto para reunir a los más apasionados fanáticos del país por esta liga, pero también para mostrar su rechazo a las políticas antimigratorias de Donald Trump.

El Draft de la NFL se celebra desde 1936 con la finalidad de elegir al mejor talento del fútbol americano colegial, pero para su edición 2019, la afición mexicana decidió unir fuerzas para mostrar respeto mutuo, y de paso, mandar un mensaje de rechazo al presidente de Estados Unidos, quien es el principal impulsor desde su campaña presidencial en 2016, de la construcción de un muro fronterizo para evitar el paso de indocumentados.

Apenas se anunció el primer pick global del NFL Draft de este año, un centenar de fanáticos de diversos equipos de esta liga celebraron en la Ciudad de México el arribo de nuevos talentos a cada una de las 32 franquicias que conforman esta competencia. Kyler Murray fue el primero en ser elegido, los Arizona Cardinals le brindaron su primera oportunidad en la liga luego de que el quarterback egresado de Oklahoma Sooners rechazara una oferta para jugar con Oakland Athletics en el béisbol de la MLB.

"Nadie conoce a ese equipo", dijo Marco Moreno, un mesero del Salón Sol, el bar donde se reunieron los más de 100 aficionados de los grupos cercanos al NFL México Fans, una asociación que afilia a las agrupaciones de fanáticos a este deporte en territorio mexicano. "Pero ahorita que lleguen los buenos vas a ver".

Las porras no pararon. "¡Let's go Niners!", exclamaban los fans de San Francisco 49ers. "¡Here we go Steelers, here we go!", respondía la Nación Acerera, entre gritos de otros fans de Dallas Cowboys, Oakland Raiders y hasta uno de Houston Texans.

"Le empecé a ir a Houston Oilers como por el año 1975 por el papá de un amigo de cuando era niño. Ahora le voy a los Texans por amor a la ciudad", comentó Lorenzo Del Toro, vestido con el jersey de JJ Watt y diversos artilugios del equipo texano.

De pronto, a la mitad de la primera ronda del Draft celebrado en Tennessee, casa de los Titans, el sonido local reunió a los presentes para una foto. Fue entonces que se desataron las rechiflas contra Trump.

"A ver, ¡una porra para Donald Trump!", exclamó el encargado del sonido local. Apenas terminó de gritar el hombre al micrófono cuando el grupo de mexicanos aficionados a la máxima liga de futbol americano del mundo comenzó a chiflar a modo de desaprobación.

"Yo amo a los Texans pero creo que un muro no es la solución, somos pueblos hermanos y México y Estados Unidos deben colaborar juntos en todo al ser vecinos. Fuera el odio", indicó Contreras.

A la fiesta de los aficionados a esta liga acudieron más Steeelers, sorprendentemente hubo una gran cantidad de fans de Los Ángeles Chargers, pero brillaron por su ausencia los seguidores de New England Patriots, el equipo más ganador de los últimos años y que por ende, es ya uno de los más queridos en México. Y odiados.

"¿Cuántas veces los Patriots han hecho trampa?", preguntó el sonido local, para luego agradecer por demostrar la hermandad entre fans más allá de los colores. "En Mexico, entre equipos rivales nos respetamos, así que un aplauso a los presentes que aquí mostraron respeto incluso a los equipos rivales".