James Rodríguez ha revelado varios secretos de su carrera profesional (AFP)
James Rodríguez ha revelado varios secretos de su carrera profesional (AFP)

Mientras regresa a su mejor forma, recuperando terreno en la alineación titular del FC Bayern München tras una lesión de rodilla, el colombiano James Rodríguez ha confesado algunos secretos de su exitosa trayectoria deportiva. En una entrevista a la revista Bocas, el mediocampista colombiano habló de sus mejores goles, los entrenadores que lo dirigieron, sus ídolos y de los momentos más destacados de su carrera.

Al ser consultado sobre su relación con Zinedine Zidane, el DT que presuntamente forzó su salida del Real Madrid, el volante zurdo de 27 años negó haber tenido algún conflicto con él. "Nunca hubo problema con él. Es un buen tipo, además", respondió James, quien de todas formas no lo eligió tres técnicos que han definido su carrera, inclinándose por "Julio César Falcioni, Carlo Ancelotti y José Pékerman".

James Rodríguez ha elogiado a José Pékerman por “cambiar el chip” en Colombia (AFP)
James Rodríguez ha elogiado a José Pékerman por “cambiar el chip” en Colombia (AFP)

Según sus palabras, el entrenador argentino que dirigía a la selección de Colombia ha sido muy importante para el fútbol colombiano y ha logrado cambiar la mentalidad de su generación.

"Cuando Pékerman vino a Colombia, de alguna manera no había esa mentalidad de poder ganar, de poder salir en cada campo, fuera Chile, fuera Brasil, el que fuera, a ganar. Siento que Colombia, cuando jugó por fuera, siempre ganó o lo intentó. Y yo creo que todos los hinchas sentíamos eso. Que cuando Colombia salía a un campo, la gente sentía como que "¡hoy Colombia gana!". Él cambió la mentalidad de poder ganar siempre. Y ese es su legado: él cambió el chip de nuestro fútbol. Me hubiera gustado que siguiera, él nos llevó a dos mundiales", explicó James.

Además, James Rodríguez ha recordado sus inicio en el fútbol. Primero en Colombia, en los torneos infantiles, donde conoció por primera vez a Juan Fernando Quintero, quien hoy es otro de los grandes jugadores de su país: "Fue en el torneo Pony Fútbol del 2005. Justamente en el 2004, yo había salido campeón, y para el 2005, que Juanfer jugó, me hicieron ir para asistir a la final. La idea era hacer la foto con la figura del año anterior con la nueva figura, que justo fue Juanfer. Entonces nos dijeron: '¿Qué, foto juntos?'. Así fue como nos hicieron la mítica foto que aparece en todos lados."

James Rodríguez y Juanfer Quintero se conocieron de niños en un torneo infantil de Colombia
James Rodríguez y Juanfer Quintero se conocieron de niños en un torneo infantil de Colombia

Luego, en el Envigado Fútbol Club, donde jugó entre sus 12 y sus 15 años, donde a James entrenaba con profesionales siendo un niño. "Hay una escena inolvidable. Fue cuando fui a entrenar por primera vez con el equipo grande. No quería o no pude entrar al camerino y me quedé en la puerta mirando a todos esos manes ya consagrados como el 'Chico' Restrepo; esos manes que, ¿sabe?, uno veía ya grandes. Y yo decía: 'No entro'. En esas me pilla un técnico y me grita: '¡Hey!, ¡Quiubo pues!, ¡entrá! ¿Qué estás haciendo ahí?'. Y yo entré así todo tímido. Así fue mi primer día de profesional", relató.

Y por último, hablando de sus inicios, recordó varias anécdotas del Club Atlético Banfield de la Argentina, su último paso en el fútbol sudamericano antes de emigrar a Europa. "Julio Falcioni quería que yo fuera extremo izquierdo, y yo era 10 desde siempre. Y yo era un 10 de esos de hace quince años, de toque, lento, calidoso. Entonces, un día Julio me dijo: 'Pibe, si vos querés jugar, tenés que correr por la banda'. Luego, un día entrenando, me dijo: 'Andá de lateral izquierdo. Y si no vas y venís por lo menos 10 veces, en 15 minutos, no te voy a poner nunca'. Por supuesto, yo fui y volví 100 veces. Hice de todo por esa banda. ¡Y jugué, claro que jugué…!", rememora el astro colombiano.

Además, James Rodríguez recordó un bello momento con un hincha de 90 años al que pudo cumplirle un sueño: "Banfield es un club que, cuando yo estaba, tenía algo así como 113 años y puede uno decir, con respeto, que el señor siempre estuvo ahí. El viejo vio triunfos, ascensos, descensos, las buenas, las malas, en fin. Y un día en el entrenamiento me dijo [James imita el acento porteño]: 'Por favor, ganen el título que yo ya me voy a morir'. Y en efecto ganamos en el campeonato 2009, fue algo grande y cuando lo volví a ver, me dijo: 'Ya me puedo morir tranquilo. ¡Gracias, nene!'. Y me abrazó."

MÁS SOBRE ESTE TEMA: