El Barcelona consiguió reeditar este domingo el título de campeón de la Copa del Rey ante el Real Madrid por 94-93, en un partido cambiante que se definió en la prórroga tras la igualdad en 77 al final del último cuarto.

El triunfo del elenco catalán se decretó en la última jugada del partido. A falta de 21.3 segundos se imponía 92-87, pero el Madrid con un triple de Randolph y un 2+1 de Jaycee Carroll se vio muy cerca del título, cuando aún restaban 4.3 segundos.

En la última jugada del Barça, Randolph taponó el balón que tenía destino de doble, pero la revisión de los árbitros determinó la ilegalidad de su acción y la validez de la canasta. Así, el duelo de cerró en un 93-94, que no pudo cambiar Llull, quien intentó un triple desde su propia zona para obtener un triunfo agónico.

"Los árbitros tienen que tomar sus decisiones y los entrenadores, Pablo (Laso) y yo, y los jugadores, donde todo son emociones, hacen algunas faltas que no se hacen normalmente", sostuvo Svetislav Pesic, entrenador del Barcelona.

(@FCBbasket)
(@FCBbasket)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: