El buque de inspección Morven, operado A-2-Sea, llegó hoy a la isla de Guernsey, procedente de Southampton para comenzar con el rastrillaje submarino sobre el Canal de la Mancha, en la zona en la que el avión que trasladaba a Emiliano Sala desde Nantes hacia Cardiff perdió contacto con los radares. La tarea del barco de trabajo se iniciará entre el sábado y el domingo, complementando la realizada por el buque del gobierno británico, que reabrió la investigación ante la solicitud de la Argentina.

La búsqueda privada se lleva a cabo gracias a las donaciones de aficionados, instituciones, futbolistas y anónimos, quienes hicieron sus aportes a través de la plataforma en el sitio GoFoundMe, creada por Sport Cover (la agencia que representa al delantero argentino, de 28 años) y que realizó una colaboración de €20.000.

La intención del entorno de Emiliano Sala fue en un principio reunir 200 mil euros para la búsqueda, pero en menos de 24 horas el objetivo quedó cumplido. Luego el techo se extendió a €300.000, también largamente rebasado (la cifra pasó los 370.000). Entre los colegas del oriundo de Progreso (Santa Fe), el que más dinero aportó fue Kylian Mbappé, con 30.010. Segundo quedó el también francés Adrien Rabiot, con 25.000.

El buque ya está en la isla de Guernsey, a la espera del inicio de las operaciones
El buque ya está en la isla de Guernsey, a la espera del inicio de las operaciones

El buque Morven, construido en 1983, cuenta con con equipos de búsqueda de última tecnología, que se utilizarán para realizar un rastrillaje submarino de los restos en el área del último contacto de radar, ocurrido hacia las 20:20 GMT del lunes 21 de enero, cerca de la isla británica de Guernsey, en el Canal de la Mancha. Minutos antes se había comunicado con la torre de control pidiendo un aterrizaje de emergencia. La embarcación cuenta de casi 20 metros de longitud, dos radares, un sonar de barrido y sensor de movimiento, y los investigadores, encabezados por David Mearns, trabajarán con mini submarinos para alcanzar zonas inaccesibles o cubrir distancias más extensas.

"Morven es adecuada para operaciones en alta mar las 24 horas y está totalmente equipada con la última tecnología de navegación, levantamiento y comunicaciones. Su tripulación altamente experimentada brinda apoyo total a clientes, topógrafos y científicos durante estudios geofísicos y de otro tipo en aguas tanto del Reino Unido como de Europa", vende sus servicios la empresa que maneja el buque en su sitio web.

“Es adecuada para operaciones de altamar durante las 24 horas”, define al barco de trabajo el sitio web de la empresa
“Es adecuada para operaciones de altamar durante las 24 horas”, define al barco de trabajo el sitio web de la empresa

David Mearns, uno de los especialistas que encabezará la búsqueda submarina, trabaja para la compañía Blue Water Recoveries. En su cuenta de Twitter se define como un "cazador de naufragios, científico marino, explorador, autor premiado". "Los dos buques trabajarán juntos para buscar el área designada de la manera más segura, completa y eficiente posible", aseguró.

La Policía de Guernsey advirtió que el lugar fue utilizado como un basurero de "toneladas de desechos radioactivos, armas químicas y municiones" que dejaron las dos guerras mundiales. Hurd's Deep es el nombre del profundo valle submarino que se encuentra en el Canal de la Mancha y en donde se buscará el avión, según informó Daily Mail. Se trata de un "agujero negro" a unos 40 kilómetros de la isla de Guernsey, en el que también se encuentra el submarino británico "HMS Affray", el cual se hundió en 1951, provocando la pérdida de 75 vidas.

Durante la jornada de ayer, en una playa de Normandía, en el noroeste de Francia, se encontraron dos asientos y restos que podrían pertenecer al avión desaparecido. Mientras continúa la verificación para confirmar si eran parte del Piper PA-46 Malibú, la investigación continúa: llegó en turno de los buques que buscarán respuestas bajo el mar.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: