Luego de la sorpresiva derrota sufrida en el estadio Ciudad de Valencia, el Barcelona se presentó ante su gente con la misión de revertir el 2-1 adverso frente al Levante.

Con Lionel Messi, Dembelé, Philippe Coutinho, Iván Rakitic y Arturo Vidal como máximos exponentes del buen fútbol, el conjunto de Ernesto Valverde se adueñó del pleito desde la patada inicial. Algún tiro libre ejecutado por el astro rosarino, las apariciones del brasileño y la buena pegada del croata fueron algunos argumentos blaugranas para ponerse en ventaja, pero el sacrificio de Aitor Fernández atentó contra los deseos catalanes.

La tranquilidad en el Camp Nou llegó después de 2 casualidades del velocista francés. El delantero campeón del mundo se encontró con 2 conquistas para encaminar la clasificación a los cuartos de final de la Copa del Rey. Los rebotes, el efecto de la pelota y la mala fortuna del arquero fueron los factores que le permitieron a Dembelé celebrar en reiteradas ocasiones.

En el complemento Lionel Messi convirtió el triunfo en goleada. Una asistencia de Nélson Semedo y una exquisita resolución de la Pulga concluyeron en el grito que selló la clasificación del Culé. Con la diferencia de 3 goles, el equipo de Paco López sólo atinó a que su despedida no sea más humillante.

Con la victoria el Barcelona avanzó a la instancia de los 8 mejores el torneo. En esa fase aguardan Real Madrid, Getafe, Betis, Sevilla, Valencia, Girona y Espanyol. A la espera del sorteo que definirá las llaves, el campeón será capitalino, andaluz, valenciano o catalán.