George Becali, dueño del Steaua Bucarest
George Becali, dueño del Steaua Bucarest

El próximo año se disputará el Mundial de Francia 2019, en lo que será una fiesta del fútbol femenino. Será un evento que concentrará a las mejores selecciones de una disciplina que está en claro crecimiento en todo el planeta.

Sin embargo, aún existen personas que se resisten a estos avances de las mujeres en el plano deportivo. Tal es el caso de George "Gigi" Becali, dueño del Steaua Bucarest de Rumania, que tuvo una serie de expresiones netamente machistas en un programa de televisión.

Ante la pregunta de qué pasaría si la UEFA obligara a su club a tener un equipo femenino, el directivo fue tajante: "Si pasara eso, me retiro del fútbol". Increíblemente, los periodistas rieron ante esa frase, pero aun así le consultaron por qué. "Es hacer algo contra Dios", aseveró Becali.

El dueño de la entidad rumana fue más allá y dijo: "Esto ya es alinearse con las ideas de Satán".

"No están hechas para eso, tienen pechos. No hablemos tonterías. La mujer ha sido creada por Dios, del hombre para el hombre, es hermosa, con formas para que atraiga al hombre", agregó el directivo.

Estas declaraciones de Becali generaron una ola de repudios, incluso por parte de la propia Federación Rumana de Fútbol (FRF). La entidad se distanció del dirigente y celebró el crecimiento del fútbol femenino en el país.

"Desaprobamos tal comportamiento y declaraciones, que no son dignas de reproducirse, sobre un deporte que se halla actualmente en desarrollo en nuestro país", señaló a la agencia EFE un portavoz de la FRF.

Becali fue repudiado por sus expresiones machistas
Becali fue repudiado por sus expresiones machistas

En esa línea, destacó: "El fútbol femenino está viviendo un crecimiento impresionante en los últimos años, por lo que el objetivo de la federación es que se convierta en el deporte femenino más jugado en Rumania".

Desde la Federación no descartaron que pueda haber sanciones para Becali por estas expresiones. Desde el Comité de Disciplina y Ética estudiarán si los dichos perjudican la imagen del fútbol rumano y si constituyen un "hecho discriminatorio".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: