Ni el más optimista de los colombianos ni el más pesimista de los argentinos se hubieran podido imaginar lo que sucedió en el estadio Monumental de Buenos Aires el 5 de septiembre de 1993, en el encuentro correspondiente a las eliminatorias del Mundial de Estados Unidos.

El 5 a 0 que le propinó el conjunto de Pancho Maturana al elenco que conducía Coco Basile quedó en la historia por la humillante producción albiceleste y la escuela que impuso el Pibe Valderrama y compañía.

Los gritos de Freddy Rincón (2), el Tino Asprilla (2) y el Tren Valencia enmudecieron a las 70.000 personas que no podían creer lo que veían en el campo de juego. Fue llamativo cómo el público local repudió a sus propios jugadores con el grito de ole cada vez que los cafeteros tocaban el balón, exponiendo las limitaciones de los últimos bicampeones de América.

Como el sistema de clasificación era distinto al actual, los criollos debieron acudir al repechaje para conseguir la clasificación al Mundial de 1994, donde el clamor popular exigió por Diego Maradona, para que Pelusa se convierta en héroe. A 25 años de la gesta colombiana, así lucen en la actualidad los protagonistas del recordado partido en Núñez.    

Seguí leyendo