(AFP)
(AFP)

Apenas había anotado un gol en las primeras 12 fechas de la Liga de España. Si bien su nivel en la Champions League había decaído, las críticas habían comenzado a arreciar, justo cuando el paso de Barcelona se mantenía firme y su antagonista, Lionel Messi, firmaba un inicio de temporada en su línea. Si hasta se empezó a especular con un trueque entre el Real Madrid y el PSG para enviarlo a París y que Neymar se transformara en Merengue…

Pero Cristiano Ronaldo volvió a ser Cristiano Ronaldo: convirtió 21 goles en los últimos 13 partidos. Ayer, ante Girona, sorprendió con cuatro conquistas. Y otra vez se robó las portadas de todos los periódicos y portales deportivos. Además, quedó a apenas tres goles de Messi, hoy el máximo anotador de la Liga de España (25).

Por eso, su madre, Dolores Aveiro, no olvidó las críticas de comienzo de temporada. Y se las cobró con una publicación provocadora en su cuenta de Instagram. "Que digan ahora que a los 33 años ya tenía que colgar las botas…", escribió, acompañando el post con una imagen del delantero atándose los cordones y la sorprendente estadística de los últimos juegos.

Agora digam que aos 33 já devia era por as botas na prateleira #SIMmmmmmmm⚽️⚽️⚽️

A post shared by Maria Dolores (@doloresaveiroofficial) on

"Hijo, yo no te voy a dejar que un día me mires a la cara y me digas que no fuiste jugador por mi culpa o por la de tu papá. Lucha por tu sueño", cuenta Cristiano que le dijo su madre cuando era un niño. La anécdota es parte del documental La sonrisa de Ronaldo, de 2010.

Hoy, con 33 años, la estrella de Real Madrid y la selección de Portugal sigue contando con la complicidad y defensa férrea de su madre. Nadie se atreva a tocar a Cristiano…

MÁS SOBRE ESTE TEMA: