Por lo que se ve en el video, que se hizo rápidamente viral, intentó ser una broma, pero que terminó con un niño visiblemente angustiado por la impotencia. Shinji Kagawa, habilidoso mediocampista japonés del Borussia Dortmund, se propuso testear su talento con un pequeño que intentó ser su adversario. Kagawa, de 28 años, gambeteó repetidamente a su inocente rival, siempre con la búsqueda de pasarle el balón por entre las piernas. En varias oportunidades lo logró, mientras que el jovencito no consiguió sacarle la pelota ni una sola vez.

En el enésimo caño, el niño ya no intentó robarle el balón. Y, como consecuencia del bullying futbolístico, rompió en llanto. Kagawa, más allá las risotadas, buscó consolar brevemente a la víctima del baile, mientras el pequeño se acercaba lagrimeando a los que manejaban la cámara.

(Reuters)
(Reuters)

Siempre con la pelota, el ex Cereza Osaka y Manchester United disfruta del receso de invierno en Europa: la Bundesliga volverá a jugar el 12 de enero. A su vez, se prepara para el Mundial 2018: la selección de Japón integra el Grupo H, junto a colombia, Polonia  Senegal. Allí, tanto en Rusia como en la liga alemana, podrá intentar la andanada de caños que le propinó al niño… con un futbolista de su tamaño.

LEA MÁS: