(Reuters)
(Reuters)

Arturo Vidal fue el protagonista de las críticas después de la eliminación de la Selección de Chile del Mundial de Rusia 2018. Entre las acusaciones que merodearon acerca de su persona, fue la de Carla Pardo, pareja del capitán del conjunto chileno Claudio Bravo, la que mayor repercusiones tuvo.

A las declaraciones de la mujer del arquero del Manchester City se le sumó la de la suegra y la madre del futbolista Eduardo Vargas. Gary Medel intentó calmar las aguas y finalmente el propio mediocampista del Bayern Munich lanzó un mensaje en sus redes sociales.

"Mientras ustedes hablan y hablan yo sigo trabajando como siempre! Para seguir mejorando y llevar mi carrera a lo más alto!", escribió el futbolista de 30 años en su cuenta de Instagram junto a diversos videos de él entrenando.

Todo comenzó una vez finalizó el encuentro entre Brasil y Chile, en el que el equipo de Tite se impuso por 3-0 y una serie de resultados dejó afuera del evento deportivo más importante del mundo a los de Juan Antonio Pizzi.

(AP)
(AP)

Minutos después de aquella derrota, Carla Pardo publicó un mensaje que posteriormente llevó nombre y apellido: "Yo sé que la mayoría se pelaron el culo, mientras otros se iban de fiestas e incluso no entrenaban de la borrachera que llevaban".

Gracias mi gente por el apoyo incondicional!!!👏🏼👏🏼👏🏼💪🏼💪🏼💪🏼 ❤️❤️

A post shared by Arturo Vidal (@kingarturo23oficial) on

Todos los cañones apuntaron al "Rey" Arturo quien, después de varios días sin hacer comentarios, apareció en las redes sociales. Además de aquel mensaje, el chileno compartió una foto de un grupo de fanáticos reunidos en el Cristo Redentor de Río de Janeiro con una bandera con su imagen: "Gracias mi gente por el apoyo incondicional!".

 

LEA MÁS: