La clasificación de Panamá al Mundial de Rusia 2018 ha sido de lo más polémico del deporte en el último tiempo. No solamente fueron protoganistas de un "gol fantasma",  también apelaron a la famosa táctica de perder tiempo. Una práctica ampliamente aceptada en el fútbol pero increíblemente frustrante. Y en el caso panamaño, también bochornosa.

En los minutos finales del partido ante Costa Rica, un futbolista panameño recurrió al arte de hacer tiempo pero con un increible nivel de descaro. El jugador José González, suplente no utlizado por 'Bolillo' Gómez, quiso contribuir a que su país acceda a la Copa del Mundo pero lo hizo de una forma vergonzosa.

Corría el minuto 92, Panamá ganaba 2-1 y González interrumpió un saque de banda rival con un violento remate que envió el balón cerca de la grada. Corrió por la pista de atletismo que rodea al campo de juego Estadio Rommel Fernández y, antes de que el costarricense Marco Ureña tome la pelota con sus manos, le pegó duramente con su pierna derecha para provocar una interrupción en el partido.

El árbitro amonestó al jugador de Panamá que hizo tiempo para clasificar al Mundial
El árbitro amonestó al jugador de Panamá que hizo tiempo para clasificar al Mundial

El gesto de González fue muy antideportivo, pero fue sancionado correctamente por el árbitro Walter López, quien le mostró la tarjeta amarilla.

Los minutos corrieron y Panamá logró la clasificación directa, lo que dejó a Estados Unidos sin Mundial por primera vez desde 1982. El triunfo se vive con mucha alegría en el país, donde el presidente Juan Carlos Varela decretó Día de Fiesta Nacional: se suspendieron las clases, tanto en escuelas públicas como privadas, y se dio el día libre a los trabajadores del sector público y privado.

LEA MÁS: