“Quasi”, de Ronnie van Hout en el techo de City Gallery Wellington
“Quasi”, de Ronnie van Hout en el techo de City Gallery Wellington

Ninguna mañana puede ser normal cuando una mano de cinco metros de alto y 4 toneladas de peso con expresión de Donald Trump te observa desde lo alto. Así lo sienten los vecinos de la neozelandesa Wellington, quienes desde el lunes se encuentran azorados u horrorizados por la obra de arte que descansa en el techo de la City Gallery Wellington.

La monumental pieza fue realizada por el artista local Ronnie van Hout en 2016 para recordar el terremoto que en 2011 sacudió Christchurch, su ciudad natal, y durante tres años descansó sobre el techo la Christchurch Art Gallery. Desde el lunes, sin embargo, la pieza pasó a formar parte del espacio de Wellington.

Gran parte de la obra de Ronnie van Hout lleva su rostro como marca
Gran parte de la obra de Ronnie van Hout lleva su rostro como marca

Descrita como un "autorretrato" su nombre es Quasi, como homenaje a Quasimodo, el famoso jorobado de la novela Nuestra Señora de París de Victor Hugo, publicada en 1831 y, de acuerdo a los directivos del museo, permanecerá allí por tres años y fue instalada mediante un helicóptero en el techo del museo de arte contemporáneo.

La respuesta de los locales no tardó en llegar desde las redes sociales: desde la "obra de arte más inquietante que he visto" a "una pesadilla lovecraftiana", mientras que otros le dan la bienvenida.

"Va a permanecer en el techo de City Gallery esta temporada, presidiendo la Plaza Cívica en gran parte abandonada a raíz de nuestro propio terremoto de 2016", dijo un comunicado en el sitio web de la galería. La operación conjunta de Wellington Sculpture Trust y City Gallery Wellington tuvo un precio de USD 47,000, según las noticias de la BBC.

Esta no es la primera vez que Ronnie van Hout interviene el espacio privado, en pos de alterar el público. En 2009, la obra Comin' Down -otra escultura de autorretrato- se instaló en el techo de una vivienda de la calle Tuam. La figura mira hacia la calle mientras apunta hacia el cielo con un brazo extrañamente alargado.

“Comin’ Down” otra obra del neozelandés que interviene el espacio público
“Comin’ Down” otra obra del neozelandés que interviene el espacio público

"Con Comin' Down quería capturar múltiples significados. La caída de edificios o esculturas; la idea de que algo en el cielo posiblemente esté bajando; y la idea de que una experiencia está pasando, y estamos bajando a tierra desde un punto alto", dijo entonces el artista.

Lo cierto es que van Hout logra su cometido y los vecinos de Wellington no pueden dejar de mirar al cielo gracias a una enorme mano de gesto adusto que no parece muy feliz.

SIGA LEYENDO