Cuando el fuego destruyó el Museo Nacional de Río de Janeiro, el pasado domingo 2 de septiembre, las muestras de tristeza asolaron no solo a los brasileños, sino al mundo entero. Fue una tragedia que tuvo como víctimas a más de 20 millones de piezas de diferentes períodos de la historia, que incineró 200 años de un acervo cultural irrecuperable e invaluable a lo largo de nueve interminables horas.

En aquellos días, su subdirectora, Cristiana Serejo, fue contundente: "Las llamas consumieron cerca del 90% de las piezas del lugar". Hoy, parte de esas riquísimas piezas históricas vuelven a cobrar vida de manera virtual en la app Google Arts & Culture, debido a un trabajo que se venía realizando en conjunto con el museo para poner on line, antes de la fatalidad, las historias e imágenes de esa increíble colección.

El recorrido virtual permite conocer algunas de las piezas más importantes que el museo albergó
El recorrido virtual permite conocer algunas de las piezas más importantes que el museo albergó

"Creemos que las nuevas tecnologías tienen un rol muy importante en la preservación de la cultura y en la preservación de la memoria, ya que puede capturar y ser el instrumento que ayude a compartirla con gente de todo el mundo y cumplir así también un objetivo educativo, llegando a escuelas y maestros", dijo Chance Coughenour, Program Manager en Google Arts & Culture, a Infobae Cultura.

La proyecto -disponible en español, portugués e inglés- tiene dos grandes ejes. Por un lado, la historia del museo como también cuáles son los planes a futuro. Por otro lado, se destaca un recorrido por los distintos rincones del edificio que en el S. XIX albergó a la familia imperial.

Vista aérea del museo (Museo Nacional Rio de Janeiro)
Vista aérea del museo (Museo Nacional Rio de Janeiro)

"Uno de los puntos más interesantes es el tour virtual curado, con una voz en off que acompaña el recorrido, accesible tanto para computadoras como smartphones", explicó Coughenour.

La reconstrucción virtual se realizó gracias a las imágenes que la empresa ya había grabado durante 2017 y también se sumaron los aportes desde el propio museo sobre su acervo, a través de material ya digitalizado, como también se contó con el apoyo del Ministerio de Educación.

"El proyecto pudo rescatar alrededor del 15% de lo que contenía el edificio, ya que cuando se grabaron las imágenes muchas de los espacios estaban cerrados al público", agregó Coughenour.

Además, se puede acceder a la historia de 171 objetos especialmente seleccionados por las autoridades del museo, cada una con su historia. El acceso es a través de fotografías o también dentro del recorrido virtual que permite un acercamiento desde todos los ángulos.

"Otro de los puntos interesantes es la disponibilidad de siete colecciones del museo, que van desde la cultura africana, a la colección de Ciencias Naturales, a las piezas de arqueología americana y de Brasil, como también objetos del Antiguo Egipto e incluso los Frescos de Pompeya", relató el especialista.

SEGUÍ LEYENDO