Aprueban la no deducibilidad de regalías a los hidrocarburos y alertan por nuevo impulso al precio del dólar

Colombia dejaría de ser competitivo con el gravamen incluido en el proyecto de reforma tributaria

La economía colombiana depende en gran parte del sector de hidrocarburos.  REUTERS/José Miguel Gómez
La economía colombiana depende en gran parte del sector de hidrocarburos. REUTERS/José Miguel Gómez

El Senado de la República aprobó en segundo debate la no deducibilidad de regalías en el sector de hidrocarburos. Con esto, negó la eliminación del artículo 17, uno de los más polémicos del proyecto de reforma tributaria del Gobierno de Gustavo Petro.

“El artículo 17 de la #PetroReforma hace que las regalías no se entiendan como costo de operación como sucede en los demás países; por eso, con este artículo que prohíbe la deducibilidad de las regalías, dejaremos de ser competitivos”, advirtió la senadora Paola Holguín.

Por su parte, el senador Miguel Uribe aseveró que con este artículo el dólar seguirá subiendo.

“Se sigue persiguiendo al sector minero-energético. Colombia, después de Zambia, será el segundo país del mundo que no permite la deducibilidad de regalías y el único de la Ocde. Nos va a ir muy mal a los colombianos con Petro”, alertó el senador.

Entre tanto, el senador Gustavo Bolívar, que en principio advirtió que sin este impuesto no habría reforma tributaria, anotó que este es el artículo más importante de la iniciativa económica.

“El sector de hidrocarburos no puede deducir regalías de Renta. Hemos subsanado injusticia histórica con los municipios que no recibían regalías por sus pasivos ambientales”, manifestó Bolívar.

La petición de los empresarios

Antes del debate, el presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Bruce Mac Master, cuestionó al Ejecutivo por las regalías y los impuestos de renta.

En un video dirigido al Congreso de la República, Mac Master le pidió a los legisladores que presten suma importancia a varios puntos relacionados con las regalías y así definir si esos impuestos “se tratan del pago por un bien de la Nación” o, por el contrario, “si el pago por el uso o usufructo de un bien de la nación era un gasto”.

Además, en respuesta a la polémica por los impuestos a los hidrocarburos y al anuncio de que no habrá más exploración de hidrocarburos en el país, el presidente de la Andi aseguró que sin duda, todos los productos del subsuelo están protegidos por la Constitución, que dice, que son propiedad de la nación y esa no debería ser una pregunta que nos debería trasnochar ni un segundo.

Así mismo, aseguró que, en cuanto al tema de las regalías, hay varios temas que los congresistas deberían analizar para no afectar esos montos.

En esa línea, el empresario sugirió que quien explota los hidrocarburos toma una parte de lo que recibe como ingresos y simplemente lo lleva como una transferencia al Estado. Con ello, planteó cómo, a su juicio, se podría solucionar el asunto.

“Razón por la cual la base gravable no incluiría ni el ingreso ni el gasto y no se iría en deducibles. La otra alternativa, es decir la totalidad del ingreso incluyendo las regalías, las recibe el operador y dentro de los egresos del mismo se encuentran las mismas que, por lo cual, la base gravable debería deducir las regalías como un gasto. Luego tendríamos el pago a las regiones”, señaló.

El presidente de la Andi le pidió a los senadores y representantes que tengan en cuenta la presunta afectación que la reforma tributaría tendría en la competitividad a nivel petrolero y energético.

“Nosotros vamos a tener grandes consecuencias sobre nuestra nación. Por ejemplo, Colombia no es un gran productor de petróleo. Colombia produce a duras pesas 700 mil barriles. Recordemos que países como Rusia producen 10 millones de barriles al día”, advirtió.

En esa línea, aseguró que gracias a los petróleos que la Nación alcanza a producir logra mantener las finanzas públicas, mantener la balanza corriente y cambiaria, además de generar otros beneficios para el país. Sin embargo, asegura que los “errores metodológicos” en esa materia podrían causarle a la Nación la pérdida de múltiples beneficios económicos.

“No podemos cometer un error metodológico que conduzca a que perdamos todos estos beneficios virtuosos de la actividad minero-petrolera que tanto ha apoyado al Estado colombiano y por tanto a las políticas públicas en favor de las condiciones más vulnerables”, concluyó Bruce Mac Master.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR