Ella es la ambientalista Susana Muhamad, la ministra de Medio Ambiente del gobierno de Gustavo Petro

La funcionaria ha trabajado con el presidente electo en el pasado, cuando el mandatario fue alcalde de Bogotá, esta fungió como secretaria en la misma área donde desarrolló el Plan de Cambio Climático de la ciudad

Susana Muhamad, concejal y exsecretaria de Ambiente de Bogotá. (archivo particular).
Susana Muhamad, concejal y exsecretaria de Ambiente de Bogotá. (archivo particular).

En la mañana de este 7 de julio, el presidente electo Gustavo Petro, en una entrevista con W Radio, anunció los nombres de tres personas que liderarán algunos de los ministerios en su periodo presidencial que comenzará en agosto. Entre estos se encuentran: Carolina Corcho, como ministra de Salud; Cecilia López, como ministra de Agricultura; y Susana Muhamad como ministra de Medio Ambiente.

El nombre de Muhamad no es una sorpresa, pues la nueva líder en temas ambientales de la nación ya había ocupado un cargo similar en la alcaldía de Bogotá, cuando el también senador de la Colombia Humana fue el mandatario de la capital entre el 2012 y el 2015. Además su nombre ya había sido mencionado para el empalme y la transición del gobierno actual, liderado por Iván Duque en temas medioambientales.

La nueva ministra de Medio Ambiente, nacida en Bogotá, tiene una amplia hoja de vida tanto en lo académico como en lo laboral. Es ambientalista, profesional en Ciencia Política de la Universidad de los Andes, con Maestría en Gestión y Planeación del Desarrollo Sostenible en la Universidad Stellenbosh de Sudáfrica.

Su trayectoria profesional comenzó en sectores sociales, de acuerdo con la página del Partido Mais, Muhamad trabajó en organizaciones de base, comunitarias y rurales, además, de haber sido parte de investigaciones en Derechos Humanos y Responsabilidad Social Empresarial en países como Colombia, Sudáfrica y Dinamarca.

Llegó a la política colombiana de la mano de Gustavo Petro, pues inicialmente se dio a conocer como asesora de despacho de la Alcaldía de Bogotá y coordinadora del equipo de gerentes transversales. Posteriormente, en 2012, fue nombrada secretaria de Ambiente de Bogotá y en junio de 2013 pasó a ser secretaria general de la Alcaldía Mayor tras la salida de Orlando Rodríguez; y en 2014 regresó a la oficina de la secretaria de Ambiente.

Según se lee en el portal del Concejo de Bogotá, mientras estuvo como encargada de medio ambiente de Bogotá, desarrolló el Plan de Cambio Climático de la capital, impulsó y lideró la introducción de buses híbridos, sumado, logró la licitación para reemplazar buses de Transmilenio por buses eléctricos, la introducción del piloto de taxis eléctricos, la profundización de la Política de protección de humedales, la creación del Fondo para la gestión del Riesgo y Cambio Climático y el Instituto de Gestión del Riesgo y Cambio Climático entre otros.

Tras la finalización de su periodo en la alcaldía, la ambientalista se ocupó de la vicepresidencia de la junta de coordinación nacional de Colombia Humana. Tras cuatro años, logró ser elegida como concejala por este movimiento en Bogotá en las elecciones del 2019. Sin embargo, tuvo problemas con su cargo debido al mal conteo de votos; por lo que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca le canceló la credencial, pero tras la renuncia de varios concejales pudo mantenerse en su cargo hasta la fecha.

Según ha dicho su enfoque es aportar desde su conocimiento y experiencia en el país, para que se logre el tránsito de la economía dependiente del extractivismo a una economía que logré hacerle frente a los efectos que se están viendo producto del cambio climático.

“Mi causa es cómo transitamos de una economía y cultura dependiente del petróleo a una economía y cultura que se reconecte de nuevo a los ciclos de la naturaleza para adaptarnos y lograr reducir los efectos de la crisis climática, generando calidad de vida para todos”, dijo la politóloga hace un tiempo.


SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR