Colombiano habría sido torturado y asesinado en frontera de Estados Unidos

La primera versión que se había manejado de su muerte fue que probablemente había caído desde uno de los muros que separa la frontera con México

Juan Carlos Rivera, colombiano fallecido en el muro de la frontera México y Estados Unidos (Birds fly EFE/EPA/David Maung/Archivo)
Juan Carlos Rivera, colombiano fallecido en el muro de la frontera México y Estados Unidos (Birds fly EFE/EPA/David Maung/Archivo)

El 23 de febrero de 2022, el colombiano Juan Carlos Rivera, que tenía 37 años, comenzó su travesía hacia la ciudad de Mexicali, en México, con el fin de cruzar la frontera hacia Estados Unidos.

Según pudo establecer el periódico El Tiempo, Juan Carlos le envió un mensaje por WhatsApp a su hermano Jhon que decía: “Tengo desconfianza del hombre quien me lleva, me ha hecho cambiar varias veces de carro”. Luego, le dijo a su familia que su celular estaba a punto de descargarse completamente, por lo que no podría seguirse comunicando. Les pidió que oraran mucho por él y que avisaría una vez hubiera podido cruzar la frontera.

Minutos después le volvió a escribir a Jhon contándole que el coyote lo había dejado en un punto donde debía caminar 300 metros hasta encontrar a un grupo de otros migrantes. Durante esa caminata le comunicó a su esposa, Karen, con la que tuvo tres hijos de 10, 6 y 3 años, que su celular estaba a punto de apagarse. Pasaron las horas y toda la familia de Juan Carlos pensó que ya había cruzado la frontera.

Sin embargo, dos días después, el Consulado de Colombia en Los Ángeles, California, Estados Unidos, envió un correo a la familia informando que guardias fronterizos de Arizona habían encontrado el cuerpo de Juan Carlos sin vida.

La familia empezó a averiguar sobre las posibles causas de su muerte con las autoridades estadounidense, pero era necesario repatriar el cuerpo con el fin de poderle realizar una autopsia adecuada y el costo era de aproximadamente 25 millones de pesos, dinero con el que no contaban.

No obstante, como esta historia fue ampliamente divulgada por los medios de comunicación debido a que fue presentado por el programa ‘Los informantes, conducido por la periodista María Elvira Arango, varios colombianos tuvieron solidaridad con la familia y se lograron recolectar los recursos necesarios para traer el cuerpo de Juan Carlos de vuelta a Colombia.

La primera versión que se había manejado de su muerte es que probablemente había caído desde uno de los muros que separa la frontera entre Estados Unidos y México, que miden hasta nueve metros de altura y están hechos de barras de acero. Según Jhon, en declaraciones entregadas a El Tiempo, que había estado comunicándose constantemente con Juan Carlos antes de que su celular se descargara, su hermano pudo atravesar el primer muro, pero no pudo atravesar el segundo y cayó y murió instantáneamente.

“Antes de él, al parecer, hubo un grupo de 14 personas que ya se habían llevado para cruzar la frontera. A él lo dejaron ahí toda la noche, solo. Su mente pudo haberle pasado una mala jugada, se asustó y se aventuró a pasar el muro”, contó Jhon.

Una vez el cuerpo pudo ser traído a Colombia, se pudo realizar la autopsia para determinar qué había ocurrido realmente. El resultado fue revelado en el programa ‘Los informantes’. Según relató su presentadora, “se conoció la última autopsia y hay señales de que Juan pudo haber sido torturado y asesinado”.

Su familia ya sospechaba que algo por el estilo le hubiese podido suceder a Juan Carlos porque el cuerpo había sido encontrado con la ropa arrastrada y por las constantes preocupaciones que expresaba a su hermano a través de sus mensajes de WhatsApp.

En consecuencia, se sigue investigando el caso que podría ser un crimen sin resolver. Esta historia se une al drama que viven más de 19.000 colombianos detenidos en la frontera entre México y Estados Unidos (datos de mayo de 2022). Colombia es el quinto país con más inmigrantes indocumentados, después de México, Cuba, Honduras y Guatemala.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR