Uribe le pidió a Petro que lo excluya de la propuesta de perdón social

El expresidente y exsenador Álvaro Uribe le dejó claro al presidente electo, Gustavo Petro, la necesidad urgente de reformar la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP

Álvaro Uribe y Gustavo Petro se reunieron este miércoles en el norte de Bogotá.
Álvaro Uribe y Gustavo Petro se reunieron este miércoles en el norte de Bogotá.

El encuentro entre el presidente electo, Gustavo Petro, y el expresidente y exsenador, Álvaro Uribe Vélez, en el norte de Bogotá es el tema del día en Colombia.

Y no es para menos, la reunión entre los líderes políticos más fuertes del país era la más esperada en lo que se refiere a la propuesta de Gran Acuerdo Nacional de Petro, al que ya se han sumado varias fuerzas para trabajar por una Colombia que está, hasta ahora, polarizada.

Uno de los temas que tocaron Petro y Uribe, según se pudo conocer, fue el “perdón social” del que habló Petro en campaña presidencial y explicó en su momento que el concepto proviene del filósofo francés Jacques Derrida y es una expresión de la sociedad en busca de reconciliación, tiene un motor: acabar con un conflicto en Colombia y, por tanto, la cárcel no es la pieza fundamental, sino el corazón del ser humano.

En cuanto al tema, Uribe afirmó que le dijo a Petro: “exclúyame a mí de eso, a mí no me luce. Además, que insistió en la necesidad de reformar la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, con el fin de darle un tratamiento diferente a las Fuerzas Armadas.

Entre otras cosas, como conclusión el exmandatario invitó a los colombianos a no irse del país y a trabajar con emoción por él, justo como él lo seguirá haciendo. Esto, debido a que algunos seguidores de su partido y otras personas manifestaron su intención de emigrar ante el triunfo electoral de Petro.

“¡No, no! ¡No se vaya nadie del país! ¡Trabajemos, trabajemos, trabajemos! ¡Trabajemos de manera alegre! Los invito a seguir en Colombia. A seguir en la patria con entusiasmo, con trabajo, con creatividad y con buena fe. Ahí se van superando dificultades”, manifestó el político antioqueño.

Uno de los motivos por los cuales algunos uribistas amenazaban con irse del país tienen que ver con las posibles alzas tributarias que enfrentarían, por ejemplo, por patrimonios que “por bien que se les mantenga y se les explote, dan una rentabilidad de menos del 1 %”. Según él, el presidente electo tenía buenas palabras para el avalúo multipropósito elaborado en el gobierno de Iván Duque.

Impuestos a los patrimonios y los dividendos

Uribe contó que también habló con Petro sobre los impuestos a los patrimonios y los dividendos, temas que están contemplados en la agenda del presidente entrante. Sobre este rubro, el exmandatario calificó la conversación como “constructiva, argumentada y con números”.

Otro motivo que ha causado emigraciones masivas de colombianos en la historia ha sido la inseguridad; en su época, esta se presentaba principalmente en las áreas rurales, pero el problema que —en palabras de Uribe— enfrentará en esta área es el microtráfico, que reside en los cascos urbanos y “tanto daño hace a la sociedad colombiana”. Dijo que una de las herramientas para regularlo es reforzar la economía popular.

“Nosotros somos de la idea de que Colombia tiene que aumentar sustancialmente la financiación de la economía popular. Con el presidente Petro hay acuerdos en esta materia como parte de la solución integral de violencia”, añadió.

Advirtió que uno de los garantes de esa seguridad son los policías y soldados de Colombia, por quienes dijo profesar “un gran amor” y a quienes calificó de profesionales, que mantuvieron a Colombia en democracia en los tiempos de las dictaduras de finales del siglo XX. Por ello, en la conversación abordaron el tema de reformar la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) para dar un tratamiento diferente a sus integrantes.

“Porque una cosa es que un exguerrillero reconozca que cometió un delito que hacía parte de su razón de ser, y otra cosa es que pongan a un militar a autoincriminarse, para salvar su libertad, reconociendo un delito que era lo contrario a su deber”, dijo el expresidente, aunque no detalló la reacción de Petro a esta solicitud.

Diálogos de paz

Ante la posibilidad de extender los diálogos de paz para integrantes de las disidencias de las FARC o el ELN, el expresidente manifestó que no es justo dar tantas oportunidades a quienes no han sabido honrarlas, como fue el caso de algunos excomandantes que se apartaron del acuerdo final y fundaron la Segunda Marquetalia.

“Uno también se pregunta por qué a los (criminales) de lesa humanidad, que el país les ha dado tantas oportunidades, hay que seguirles dando más. ¿Hasta cuándo eso contribuye a la paz? ¿Hasta cuándo contribuye al mal ejemplo y a la reproducción de la violencia?” puntualizó.

<b>SEGUIR LEYENDO:</b>

TE PUEDE INTERESAR