“El fotógrafo de Minamata”: la película de Johnny Depp que se estrena en Colombia

El actor norteamericano encarna al mítico fotorreportero Eugene Smith, en la cinta más reciente del director Andrew Levitas

"El fotógrafo de Minamata" (Archivo).
"El fotógrafo de Minamata" (Archivo).

Son necesarios apenas dos minutos, bien sea en la sala de cine o desde casa, para conectar con esta película, la cinta más reciente del director Andrew Levitas, quien dirigiera en su momento Lullaby, el largometraje de 2013 protagonizado por Amy Adams y Garrett Hedlund, de buena acogida entre el público estadounidense. En este nuevo proyecto, el director neoyorkino presenta la historia del fotorreportero William Eugene Smith, célebre por sus trabajos con la revista Life, y se centra en el episodio de su cubrimiento de la crisis industrial en Minamata, Japón, durante la década de 1970.

Producida y protagonizada por Johnny Depp, El fotógrafo de Minamata presenta uno de los trabajos actorales más interesantes del célebre actor. Su caracterización del fotorreportero es brillante por donde se le mire, desde lo físico y lo gestual, y la forma en que consigue apropiarse de los conflictos internos de su personaje termina por lograr un vínculo más que intenso con los espectadores.

Se trata de un hombre que, más allá de su reputación y recorrido, enfrenta una crisis de la mediana edad. Vive solo en un barrio periférico de Nueva York y está divorciado. No tiene suficiente dinero para pagar el alquiler de su apartamento a tiempo y mucho menos para enviarle a sus hijos. Lo poco que obtiene lo gasta en drogas y alcohol, y más allá de asomarse por su ventana para fotografiar lo que sucede en la calle, ha perdido todo contacto con ese pasado que lo ubicó como uno de los mejores fotoperiodistas de Estados Unidos en los años 60.

Está a punto de retirarse cuando, de pronto, le llega la noticia de lo que sucede en Minamata. Al inicio se resiste, se refugia en la idea de que ni su cuerpo ni su mente son lo mismo que eran antes. Ya no tiene lo necesario para hacer su trabajo. Sin embargo, termina dándose cuenta de que ésta será la gran historia de su carrera. Le propone, entonces, a Life que lo envíe a Japón para documentar lo que sucede en el pueblo de Minamata, asediado desde años por la negligencia de la fábrica Chisso y sus terribles métodos.

Minami Hinase y Johnny Depp en la nueva película de Andrew Levitas.
Minami Hinase y Johnny Depp en la nueva película de Andrew Levitas.

Smith llega al país asiático con la idea de conseguir su gran historia, pero cuanto más se adentra en el día a día de esta gente, en sus dramas y la forma en que deben hacerle frente a una realidad que les es hostil en todo sentido, termina conmoviéndose y aceptando que su misión es ayudarles, con su trabajo, a que, al menos por un tiempo, puedan vivir con la tranquilidad de que el conflicto puede tener solución y el mundo sabe y es testigo de lo que ocurre en su pueblo.

La primera escena de la película es la misma con la que cierra. Desde ese primer momento, la fotografía destaca. Tenía que ser así, tratándose de una cinta que se fija en la carrera de un fotógrafo y el momento más alto de su recorrido. Esa primera imagen permite evocar un sinfín de sensaciones: dolor, amor, esperanza... y es imposible no querer entrar a ese mundo que, con el excelente guion de David Kessler y el mismo Levitas, nos sitúa ante la duda de si lo humano es sinónimo de destrucción.

Las reflexiones en torno al arte de la fotografía y lo que significa el periodismo en esencia, las críticas a la ideología, muchas veces díscola, de la industria, y lo referente al valor de la vida, cuando es enmarcado alrededor de la lógica capitalista, son algunos de los puntos que destacan, más allá de la mera propuesta cinematográfica. Tanto Depp como el resto del cuerpo actoral, en su mayoría integrado por actores orientales, dejan la piel al encarnar a estos personajes tan llenos de vida y dolor al mismo tiempo. De seguro, más de uno dejará escapar una que otra lágrima, pues el nivel de empatía que generan sus interpretaciones es altísimo.

Eugene Smith, el fotorreportero encarnado por Johnny Depp en la cinta más reciente de Andrew Levitas.
Eugene Smith, el fotorreportero encarnado por Johnny Depp en la cinta más reciente de Andrew Levitas.

Desde lo estético hasta lo propiamente narrativo, El fotógrafo de Minamata es una película que sitúa a su director en un punto muy alto de su carrera. Siendo apenas su segundo proyecto de largometraje, Levitas consigue algo que, seguramente, lo mantendrá en el radar de los cinéfilos durante un buen tiempo, a la espera de su siguiente trabajo. Con esta cinta, el director le permite a los espectadores no sólo apreciar un muy buen documento cinematográfico, dirigido exclusivamente a ellos, más allá de una que otra falencia, sino acudir a la reivindicación de un oficio que, hoy más que nunca, se enfrenta a una crisis de inmediatez que ha terminado por reducirlo en esencia.

“Los periodistas son héroes. Son el conducto para brindarnos información real y protegernos como ciudadanos. Los periodistas están ahí para resumirnos lo que ocurre, pero, lamentablemente, eso no está sucediendo tanto como debería en este momento. El film refleja una época en la que estaban luchando por atraer la atención de las revistas para que la gente leyera estas importantes historias”, señala el director en una entrevista publicada por DeCine21.

En la misma entrevista, Levitas resalta que su participación en la película no habría sido posible sin Depp, quien era la persona que realmente quería llevarla a cabo. “Yo no fui el impulsor del proyecto, esto es algo que Johnny Depp quería hacer y que le había apasionado durante mucho tiempo. Johnny había estado investigando e interesado durante muchos años y tuvimos una reunión de mentes y simplemente surgió a partir de ahí. Obviamente, si no hubiera pensado que podría haber sido una buena película, no habría intervenido”.

Hay que resaltarlo, aparte de tener a su cargo la producción del filme, el nivel de entrega de Johnny Depp es absoluto. Puede ser, de lejos, una de sus mejores interpretaciones. El nivel de lirismo que le brinda al personaje, con esos toques suyos de humor negro, tan característicos de sus actuaciones previas, y la forma como se apropia de cada uno de sus matices, lo sitúan en un punto más que alto de su carrera actoral. No recuerdo otro papel suyo que haya generado tal conexión, más allá de lo conseguido con el mítico capitán Jack Sparrow, que es uno de los personajes que más recordación tiene entre la gente. Es, sin lugar a dudas, el más popular.

El actor estadounidense Johnny Depp posa durante la presentación, este viernes en Barcelona, de su última película, "Minamata". EFE/Quique García
El actor estadounidense Johnny Depp posa durante la presentación, este viernes en Barcelona, de su última película, "Minamata". EFE/Quique García

No sería extraño, dejando de lado el ruido alrededor de su figura que se hace sentir por estos días, que el actor sea tema de conversación en las próximas semanas. Si bien algunos críticos han comentado que su actuación queda de lado con los distintos arcos narrativos de la cinta, que desplazan al protagonista y sitúan la trama como lo más destacable, no hay lugar a dudas para lo hecho por Depp en esta película. Habrá que ver si el público así lo recepciona.

El fotógrafo de Minamata es una de las grandes cintas del primer semestre de 2022. Una pieza exquisita desde todo punto de vista. La recomendación está de más, pero el consejo es verla mientras esté en salas de cine, pues la interacción es muy distinta. Se estrenó el pasado jueves 19 de mayo, así que todavía queda un buen tiempo para apreciarla. Si quieren una buena fecha para verla, puede ser el día 9 de junio, cuando Johnny Depp cumple años.


SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

TE PUEDE INTERESAR