‘Río pa’ sanar’, el videoclip inspirado en la memoria y los paisajes colombianos

La Fundación 5ta con 5ta Crew, apoyada por el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz en Colombia, lanzó el videoclip del tema en el que el canto al río se convierte en una forma de recuperar la memoria

En el video participaron al rededor de 70 artistas.
En el video participaron al rededor de 70 artistas.

Contar, recordar y cantar lo que pasó para que la historia no se repita. De eso se trata el nuevo videoclip que lanzó la Fundación 5ta con 5ta Crew, con el apoyo del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz.

Con el ánimo de apoyar al Sistema Integral para la Paz por medio de la Comisión de la Verdad, la pieza audiovisual, es en sí misma un resumen del trabajo que esta fundación ha realizado por dos años en más de 35 municipios de varios departamentos del país, llevando cultura, música y el goce efectivo de derechos para el desarrollo comunitario.

Para ello, cuenta Jorge Enrique Botello Sanguino, más conocido como Ahiman y quien hace las veces de director de la Fundación 5ta con 5ta Crew, “empezamos el recorrido identificando colectivos juveniles artísticos y demás con líderes y lideresas. Yo vengo haciendo el ejercicio pedagógico sobre el mandato de la Comisión de la Verdad, explicando a las comunidades qué es la comisión, para qué es la verdad, porque la verdad se convierte en un derecho en el marco del conflicto armado colombiano. En ese recorrido nos íbamos encontrando con muchas sorpresas en términos artísticos”, dice en diálogo para Infobae Colombia.

Explica además, que si bien la idea del videoclip vino después, gracias al buen desempeño y labor de la organización lograron conseguir ingresos adicionales para rodarlo.

Así, viajando por el río Arauca, el Magdalena y pasando por municipios apartados, en donde la presencia de los afluentes siempre ha sido una constante y un sinónimo de vida, el equipo de la Fundación 5ta con 5ta Crew entendió que éste también era un protagonista de miles de historias.

Entonces, hacer un canto de río era la mejor manera para contar las historias de dolor y también una manera de sanar y recordar para no repetir. Partiendo de esas ideas, Ahiman convocó a Jorge Cuellar y el grupo La Siembra para sentarse a escribir y en tres días y dos noches, tras hacer un recuento de las anécdotas, momentos y vivencias, la letra de la canción.

“Ese testigo, que es tan silencioso y que tiene tanto por contar, con el que la gente está tan conectada, fue lo que terminó haciéndonos entender que esos territorios están conectados por el río, porque en medio de todo, éste es la vida para todas las poblaciones, aún con todo el dolor que han tenido que soportar”, afirma Ahiman.

El recorrido

Con maletas en mano, micrófonos y equipos de grabación, la fundación comenzó de nuevo un viaje de dos meses. Visitaron las comunidades de cinco departamentos de Colombia: Santander, Cesar, Bolívar, Norte de Santander, Arauca, la Guajira y Atlántico, priorizando algunos municipios y llegaron a trabajar con cerca de 70 artistas que se sumaron al videoclip con sus voces, instrumentos y cantos.

“Recogimos las voces, algunos instrumentos, fuimos grabando y haciendo el videoclip y al final, después de dos meses viajando y en post producción, por fin hemos logrado salir con este video que nos tenía muy inquietos”, dice Ahiman.

El tema fue interpretado por la Fundación El Chandé (Gamarra, Cesar), César Parales (Arauca), Raiza Romero (Arauca), el Grupo Jhank y Yorman (Río de Oro, Cesar), Jesús David “Chucho” Mantilla (Cúcuta, Norte de Santander), Bonhomia Inefable (Aguachica, Cesar), Aldair Páez (San Pablo, Bolívar), Faro del Catatumbo Crew (Tibú, Norte de Santander), Mc Leiky y Ahiman (Cúcuta, Norte de Santander), Camilo Montagut y su Carranga (Ocaña, Norte de Santander) y contó con la participación especial del grupo de danza La Gente de Tomás Saavedra (Puerto Wilches, Santander), el colectivo artístico Las Magdalenas (Barrancabermeja, Santander), la Academia de baile de Joropo La Traviata de Oro (Arauca) y la Corporación artística y cultural Brisas de Torcoroma (Ocaña, Norte de Santander).

Bajo la producción de Fabián Ríos y con imágenes en donde el color y los paisajes se roban el protagonismo, se espera que esta pieza audiovisual, que hoy es muestra del trabajo constante de la fundación, permita dar continuar contribuyendo a la recuperación de la verdad de un país que continúa en el proceso de sanar el dolor que dejó la violencia.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR