La carta de Jorge 40 dirigida al presidente Iván Duque y los candidatos a ocupar la Casa de Nariño

En la carta se señala que el conflicto interno se está recrudeciendo y no se puede permitir que esto suceda al dejar aumentar las brechas ideológicas sin llegar a consensos

Rodrigo Tovar Pupo, alias 'Jorge 40'. / Colprensa
Rodrigo Tovar Pupo, alias 'Jorge 40'. / Colprensa

En una carta de cinco páginas, el exjefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, le pidió al presidente Iván Duque y a los candidatos presidenciales “despojarnos de odios y sed de venganzas” para así garantizar la estabilidad del país. El documento, difundido este 18 de mayo, es llamado “manifiesto del preso político” y fue escrito por el exparamilitar desde la cárcel Picaleña de Ibagué (Tolima), donde permanece recluido.

“Este es el manifiesto de un preso político colombiano, escrito desde sus convicciones políticas de autodefensa, que no renuncia al derecho intrínseco al ser humano de soñar para su patria un mañana sin más guerras ni exclusión para ningún colombiano o colombiana. (...) Este Manifiesto invita -desde convicciones legítimas a los distintos sectores- a despojarnos de odios y sed de venganzas, para aterrizar con sensatez y sensibilidad al momento actual de nuestro proceso histórico como Nación Independiente”, se lee en la carta de Jorge 40.

El exjefe paramilitar estuvo preso en Estados Unidos durante doce años, pagando una pena por narcotráfico, y volvió en septiembre de 2020 a Colombia, donde le esperaban 35 órdenes de captura vigentes, 40 medidas de aseguramiento y 1.486 investigaciones penales por masacres, desplazamientos, torturas y desapariciones.

Según la Fiscalía, el exparamilitar tendría que responder por delitos como desaparición forzada, concierto para delinquir, homicidio en persona protegida, entrenamiento para actividades sicariales, secuestro extorsivo, homicidio con fines terroristas, hurto calificado, tráfico de estupefacientes, desplazamiento forzado, reclutamiento de menores y tortura en persona protegida, entre otros.

Pupo Tovar escribió que entre 2003 y 2004, fecha en la que se desmovilizó, se dio cuenta de que el camino para cambiar el país no era la violencia, por eso hace la invitación a Duque y a los candidatos de pensar en el bien de todos los ciudadanos. El exjefe paramilitar sentenció que de no hacerlo, los colombianos vivirán en “un país en llamas”.

En la carta señaló que el conflicto interno se está recrudeciendo y no se puede permitir que esto suceda al dejar aumentar las brechas ideológicas sin llegar a consensos. Así mismo, cuestionó los beneficios que reciben ciertas poblaciones y aseguró que estas las reciben las “mismas minorías”, a quienes señaló de insensibles frente al dolor y carencias de quienes más sufren.

“Así como vamos como sociedad, pueblo y país, no estamos acertando en la consecución de la salvación nacional. Nos seguimos hundiendo en el pantano del conflicto político, armado y civil por mezquindades y artilugios de minorías extremas que conforman bloques antagónicos, instigadores de odios y divisiones. Difusores con cinismo de la llama que no se extingue de la horrible noche. Por estrategias de lucha de sus narrativas insostenibles se difunden entre el Pueblo, las mentiras instaladas como verdad, sobre presuntas bondades de tal o cual extremo de la polarización”, se lee en la carta.

Además de mencionar las necesidades de los ciudadanos que más sufren por ciencias de tipo económico o social, Tovar Pupo habló de la necesidad de dar garantías a desmovilizados e, incluso, miembros actuales de grupos armados para que encaucen su vida. Aseguró que es necesario dialogar con las Federaciones Regionales de Autodefensas, los disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), los miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Ejército Popular de Liberación (EPL), entre otros grupos ilegales.

“De no establecerse este liderazgo refundacional, no habrá futuro (...) ni para el fin real del conflicto armado. NO HABRÁ MODO para que el Estado cumpla con su fin fundamental de protegernos, asegurarnos un orden público y garantizarnos estabilidad como Nación”, dijo el exparamilitar.

Para finalizar, Tovar Pupo comentó que espera que la jornada de votación transcurra en calma y se garantice el derecho de todos los ciudadanos y la transparencia del proceso. Así mismo, se puso a disposición de quien se posicione el próximo 7 de agosto como nuevo presidente de Colombia para así seguir construyendo un país igualitario.

Esta es la carta completa de Jorge 40:

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

Tras la revocación del derecho al aborto, Texas es el nuevo campo de batalla por las libertades personales

El fiscal general del estado declaró recientemente que estaría dispuesto a volver a criminalizar las relaciones entre personas del mismo sexo. El giro ultraconservador del gobernador Abbott y las advertencias del activismo LGBT+.

Al menos dos civiles muertos y tres personas heridas por un ataque de las tropas rusas en la región del Donetsk

Los soldados del Kremlin también dispararon al amanecer misiles Onyx contra instalaciones portuarias y otras infraestructuras industriales en Mykolaiv desde la región ocupada de Jersón

Alcohol, sexo, lujos y tickets en vísperas de un Mundial diferente: qué se necesita para viajar a Qatar y cómo es la vida en Doha

El traslado al país árabe puede ser una odisea en tiempos donde la pandemia de COVID-19 todavía marca el pulso del turismo y los hinchas tendrán que estar preparados para un gran impacto cultural durante la gran fiesta del fútbol

El Premio Nobel John M. Coetzee, con Infobae: cómo contar el amor entre dos demasiado distintos para el amor

Su nueva novela “El polaco”, será publicada en castellano un año antes que en cualquier otro idioma. Es un libro donde Chopin es una clave para entender distintas posiciones frente a la pasión.

Se amaban en pantalla, se ignoraban en el set: la broma de mal gusto que rompió el vínculo entre Hugh Grant y Julia Roberts

En 1999, Un lugar llamado Notting Hill se convertía en un exitazo que reconfiguraba la comedia romántica. Lo que pocos sabían es que esa química inigualable que los actores mostraban en cada escena, se transformaba en total indiferencia cuando se apagaban las luces
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR