Padre de una de las víctimas de Enrique Vives asegura que le dieron un premio al que mató a su hija: “La justicia debería ser para todos”

Alex de Lima anunció que buscará limpiar el nombre de su hija porque, asegura, durante el proceso fue dañada la integridad en su memoria

Empresario Enrique Vives Caballero. Foto: Colprensa
Empresario Enrique Vives Caballero. Foto: Colprensa

Laura Valentina de Lima Ordoñez tenía 19 años de edad y fue una de las seis víctimas del siniestro ocasionado por el empresario Enrique Vives que conducía borracho en la madrugada del 14 de septiembre del 2021 en el sector de Gaira. El padre de la joven es el único que no ha aceptado la compensación económica, se negó a firmar el acuerdo, rechazó el monto de la condena y ahora busca limpiar el nombre de su hija, mancillado en el proceso.

Álex de Lima aseguró que no está de acuerdo con la decisión judicial que condenó a siete años y seis meses de privación de la libertad a Vives, porque considera que es un monto bajo que se impuso en beneficio del causante de la muerte de su hija, otros cinco jóvenes más y consecuencias de por vida para el único sobreviviente.

“Para mí es injusto, porque fueron seis jóvenes que perdieron la vida y eso para él es un premio, porque tendrá 7 años de domiciliaria, estará tranquilo en su casa”, afirmó el padre de Laura Valentina en diálogo con el diario El Tiempo. Además, sostuvo que personalmente no podrá perdonar al causante del hecho.

Vives logró firmar un acuerdo con la Fiscalía porque supuestamente habría colaborado con la justicia al aceptar su responsabilidad. Pese a que al inicio del proceso se alegaron evasiones como un traslado no autorizado de centro médico. Además, indemnizó previamente a las víctimas, gracias al pago de la aseguradora, que comprometió a las víctimas a aceptar el preacuerdo. De Lima fue el único que no firmó ese documento.

El padre de Laura Valentina manifestó que no ha recibido la indemnización porque no considera que la muerte de su hija pueda ser compensada con cualquier dinero. Además, sostiene que durante el proceso se cometieron irregularidades que además permitieron a Vives llegar a la sentencia actual.

Le dijo al diario citado que presuntamente el empresario llegó el día del siniestro a una URI y de allí fue trasladado a una clínica para que le hicieran un lavado y posteriormente a otra de reposo, con el fin de que la prueba de alcoholemia mostrara menor grado de embriaguez.

Ha habido manos sucias desde que comenzó este proceso favoreciendo a Enrique Vives en todo, a él lo han favorecido en todo, le han dado todos los beneficios y no han pensado en el dolor de las familias que perdieron a sus hijos”, sostuvo De Lima en diálogo con la emisora W Radio.

Él considera que no ha sido escuchado por las autoridades, su inconformidad y sus sospechas durante el proceso; además que la justicia funciona según la plata de las partes. “Yo como soy persona de clase media baja, contra un señor que es de familia pudiente, a ellos les van a dar todos los beneficios para no dañarle su rol de personas pudientes de Santa Marta. Donde hubiese sido en menos de diez horas estaría condenado a la máxima (pena)”, agregó Álex a la emisora.

El padre de Laura Valentina asegura que el perdón que contiene el auto condenatorio llega tarde a las familias, después de casi ocho meses de la tragedia, por lo que considera que si está arrepentido tardó tanto tiempo en hacer un acto de contrición.

Ahora, espera poder acceder a una copia de la necropsia practicada a su hija porque en medio de las diligencias judiciales se habría sostenido que las víctimas estaban bajo los efectos de sustancias psicoactivas y él, por lo que sabe de su hija, considera que es una mentira. Con ese documento podría defender la memoria de Laura Valentina y de comprobarse que fue una afirmación falsa, sostiene, iniciar un nuevo proceso judicial.

SEGUIR LEYENDO:




TE PUEDE INTERESAR