Envían a la cárcel a tres presuntos integrantes del Clan del Golfo en el Cesar

Los implicados, al parecer, estarían vinculados con la denominada ‘limpieza social’ en esa esta región del país. Los señalados no aceptaron los cargos

Las tres personas que fueron enviadas a prisión son: Jaines José Fontalvo Gutiérrez, alias Jordán; lvaro Javier Martínez Sierra, alias Mandril y Breyner Alfredo Gutiérrez Pisciotty, alias el Peliato.
Las tres personas que fueron enviadas a prisión son: Jaines José Fontalvo Gutiérrez, alias Jordán; lvaro Javier Martínez Sierra, alias Mandril y Breyner Alfredo Gutiérrez Pisciotty, alias el Peliato.

En la tarde de este miércoles, la Dirección Seccional de Fiscalías del departamento del Cesar presentó ante un juez de garantías a tres presuntos integrantes del grupo ilegal el Clan del Golfo, quienes, de acuerdo con las investigaciones del ente investigador, estarían desarrollando actividades delictivas desde 2021 en el municipio de Codazzi (Cesar), así como en varias zonas rurales de la localidad.

El material probatorio presentado por la Fiscalía General de la Nación se basó en las labores de seguimiento, interceptaciones telefónicas, denuncias de las víctimas e información suministrada por una persona que haría parte de esa organización criminal, además de reconocimientos fotográficos. La entidad les imputó los delitos de concierto para delinquir agravado, homicidio agravado en concurso homogéneo, fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o menciones agravadas.

Las tres personas que fueron enviadas a prisión son: Jaines José Fontalvo Gutiérrez, alias Jordán; lvaro Javier Martínez Sierra, alias Mandril y Breyner Alfredo Gutiérrez Pisciotty, alias el Peliato.

Alias Jordan sería el jefe del ala militar del Clan del Golfo en esta zona del país y estaría implicado en ocho homicidios cometidos en Codazzi. También sería la persona encargada de controlar las actividades de narcotráfico y microtráfico de la zona. Las otras dos personas serían sus subalternos y también están involucrados en dichos homicidios.

Durante la audiencia realizada este miércoles, el representante del ente investigador aseguró: “Estaba prevista la comisión de homicidios a los dueños de ollas de venta de drogas que no le compraran a la organización o que vendieran sin el permiso de estos, homicidios de personas que no quisieran trabajar con la organización, homicidios a personas de otras organizaciones criminales y homicidios de personas que tuvieran algún tipo de conducta delictiva en la zona o que fueran consumidores”, manifestó.

Le puede interesar: Iván Duque firma la extradición de alias El Llanero, integrante del Clan del Golfo

Según la investigación, este grupo criminal, conocido también como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), decidió ampliar sus actuaciones en el departamento y por eso creó una subestructura de la organización en la zona. “Fue así que ingresaron a sus filas. El señor Jaines José Fontalvo Gutiérrez, era el jefe del ala militar y el encargado de coordinar y ordenar los homicidios, amenazas y extorsión; teniendo bajo su mando a varias personas como lo son alias Usa, Ike, el Gran pequeño, Mandril, Omar, Diego, Breiner, entre otros”, puntualizó el ente investigador.

La captura de los imputados estuvo a cargo de servidores del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) con el acompañamiento del Gaula del Ejército Nacional. Los tres implicados no aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía. Por esa razón, el Juzgado Primero Promiscuo Municipal, con funciones de control de garantías de Codazzi, acogió los argumentos de la Fiscalía y los envió a la cárcel.

Además de eso, los tres implicados estarían involucrados en la ‘limpieza social’ que se viene presentando en el departamento desde finales del año pasado y que se incrementó en las últimas semanas. Desde finales de marzo de este año, el Clan del Golfo lanzó panfletos amenazantes en el municipio de Ciénaga donde aseguraban que iniciarán una “limpieza social contra extorsionistas, consumidores de droga, ladrones, entre otros”, intimidando a todos los pobladores y obligándolos a estar en sus casas a más tardar a las nueve de la noche.

La Defensoría del Pueblo informó de estas situaciones al Ministerio del Interior y a la secretaría técnica de la Comisión Intersectorial para la respuesta rápida de alertas tempranas (CIPRAT), mediante cuatro alertas tempranas estructurales.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR