Acusados de robo que acabó en choque en el norte de Bogotá no aceptaron cargos

El abogado penalista afectado está preocupado ante la posibilidad de que los delincuentes consigan un preacuerdo

Imagen suministrada por Secretaría de Seguridad
Imagen suministrada por Secretaría de Seguridad

Brayan Gómez Tiria y Edward Macías Grajales fueron detenidos el sábado pasado tras el hurto que sufrió Ángelo Schiavenato Rivadeneira, el abogado que los arrolló con su descapotable BMW porque estarían disparando hacia él con un arma de fuego, según lo que se ve en la cámara de seguridad del vehículo. Pese a las imágenes, ambos sindicados se declararon inocentes ante la jueza 12 Control de Garantías.

El comandante de la estación de Policía de Chapinero, el teniente Jeison López, contó el domingo que uniformados llegaron a la exclusiva zona G, el lugar del hurto y posterior choque, y se pudo completar la captura de los presuntos implicados. El teniente indicó que tanto Gómez como Macías son oriundos de Medellín y tienen antecedentes por hurto agravado y calificado y tráfico de estupefacientes.

Según el fiscal de la Seccional Bogotá, estas personas ya habían sido sorprendidas en flagrancia, las condenaron por esos delitos y habían salido recientemente de prisión bajo la figura de libertad condicional.

“Este ciudadano, pese a ser vinculado a una situación de flagrancia en la ciudad de Medellín, fue llamado a cumplir esa eventual sentencia por un llamado de una orden de captura. Es decir, su señoría, que el ciudadano ya conocía las situaciones y en este caso no se satisface. Pese a no tener un arraigo, ha hecho un comportamiento que llama la atención de este delegado. Es decir, su señoría, que si bien se le han dado estas oportunidades, este ha tenido que venir a comparecer mediante órdenes de captura”, dijo el fiscal.

Con este argumento se pidió la medida de aseguramiento intramural para los dos detenidos, además de imputar el nuevo cargo de hurto calificado. Puesto que tanto Gómez como Macías se declararon inocentes ante el tribunal, no podrán beneficiarse de un preacuerdo y tendrían que enfrentarse a una pena de entre 12 y 28 años de prisión. Los presuntos ladrones esperarán la sentencia desde la Cárcel La Modelo, adonde fueron enviados.

Las preocupaciones de Ángelo Schiavenato

El abogado penalista Ángelo Schiavenato Rivadeneira, quien conducía el BMW y fue víctima del hurto presuntamente cometido por Gómez y Macías, ha estado en el ojo público desde el domingo y no ha ocultado nunca haber arrollado a las personas que lo atacaron.

Schiavenato, quien tiene una firma de abogados que funciona en Bogotá y Miami, sostuvo que estas personas le pidieron su reloj, el celular suyo y el de su asistente y una cadena. “Seguramente ya sabían a lo que iban, porque lo dijeron puntualmente”, le dijo al programa RCN Mundo.

Aunque el abogado y su asistente entregaron lo que les pidieron para que no los mataran, quienes iban en la moto empezaron a disparar hacia el parabrisas. “Para evitar que siguieran disparando los arrollé con mi vehículo”, dijo, tras lo cual alegó que lo hizo en defensa propia.

En una declaración que Schiavenato dio al diario El Tiempo, aseguró que los presuntos ladrones se sorprendieron con la tranquilidad que mostró ante el hecho criminal. A él le sorprendió que, una vez arrollados, los individuos siguieron disparando contra su carro y brincaron sobre el vehículo para tratar de huir cuando escucharon las sirenas de la policía.

Además, al abogado le preocupa que la defensa —a quien calificó como “un abogaducho de Medellín” que fue pagado por los propios sindicados— consiga un proceso por intento de hurto y no hurto consumado.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR