Un concejal municipal entre los siete líderes sociales asesinados en las dos primeras semanas de mayo

Hasta un concejal fue ultimado este mes. Se llegó a 72 homicidios de esta población que se encarga de apoyar a sus comunidades en el país

Una de las principales razones de las protestas sociales en Colombia ha sido el asesinato de líderes sociales en el país. Foto: EFE/ Ernesto Guzmán Jr
Una de las principales razones de las protestas sociales en Colombia ha sido el asesinato de líderes sociales en el país. Foto: EFE/ Ernesto Guzmán Jr

Ni un cabildante municipal se salvó de las balas de los violentos dentro del exterminio de los líderes sociales que no cesa en el país, que ya alcanzó la escabrosa cifra 72 homicidios este año, y donde en tan solo este mes se registraron siete crímenes en contra de estas personas que trabajan por la defensa de los derechos de las diferentes comunidades con las que cuenta Colombia.

Según informaron en el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), el más reciente de estos crímenes fue el del concejal municipal por el Partido Conservador, Humberto de Jesús Ramírez Palacio, en Ansermanuevo, en el norte del Valle del Cauca.

De acuerdo con la información preliminar que obtuvieron en Indepaz, el cabildante fue ultimado por sicarios que le dispararon el pasado miércoles 11 de mayo, cuando se movilizaba en su motocicleta en el barrio Nuevo Sol de la población vallecaucana. El líder social falleció de manera inmediata por la gravedad de las heridas que le causaron.

Previo a este crimen, en Puerto Guzmán (Putumayo) asesinaron a Adin Cerquera Huaca, quien se desempeñaba como presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de ese municipio en el sur de Colombia.

En Indepaz informaron que un grupo de hombres armados ingresó en la noche a la vereda El Paujil, en donde residía Cerquera y lo atacaron con armas de fuego y, además, secuestraron a su hijo que también es líder social y se es el presidente de la JAC del municipio vecino de Paujil.

El pasado 3 de mayo también fue asesinado Elkin Echávez Cañavera, quien se había destacado por su trabajo por los habitantes del municipio de Sucre, en el departamento homónimo, y que, además, militaba en la coalición de izquierda del Pacto Histórico.

Según informaron en Indepaz, el crimen del líder social de 46 años ocurrió en su finca y lo ejecutaron hombres armados que irrumpieron en el predio, que se ubica en la vereda Buenos Aires.

“Recientemente había denunciado fraude en las elecciones al Congreso en esta zona del departamento de Sucre y se disponía a ser testigo electoral el próximo 29 de mayo en las elecciones presidenciales”, indicaron en Indepaz.

Dos días después asesinaron a Rafael Rodríguez Barrios, también en el departamento de Sucre, pero en el municipio de San Pedro. En Indepaz indicaron que el líder social se desempeñaba en la actualidad como presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Gloria. En esa zona precisamente fue ultimado por hombres armados que llegaron hasta su vivienda.

Un día después y en medio del paro armado que perpetró el Clan del Golfo, durante el pasado fin de semana, asesinaron a Ever Ortega Monroy, en el municipio de Norosí (Bolívar). El líder social era el presidente de la Junta de Acción Comunal del corregimiento de Santa Elena.

En Indepaz informaron que un grupo de hombres armados acabó con la vida de Ortega cuando él se encontraba departiendo con otras personas en una vivienda del mencionado municipio.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el gobernador de Bolívar, Vicente Blel, lamentó la muerte del líder comunal: “Cobardes miserables arrebataron la vida a Ever Ortega, presidente de la Junta de Acción Comunal de Santa Helena, Norosí. Duelen estos hechos profundamente. Seguiremos intensificando acciones. Fuerza de Tarea Conjunta Marte sigue desplegada en la zona”.

Posteriormente, 24 horas después, ultimaron a Aldemar Urquina en San Vicente el Caguán (Caquetá), en el sur de Colombia. El líder social era también presidente de una Junta de Acción Comunal, en este caso la de la vereda Morrocoy del municipio de Doncello, en el mencionado departamento.

En Indepaz señalaron que a Urquina y a otro hombre de 45 años los asesinaron un grupo de hombres armados en la vereda de La Novia en San Vicente del Caguán.

Y también el 1º de mayo fue asesinado Misael Fernando Ávila, en Cali (Valle del Cauca). El líder social de 37 años formaba parte del Sindicato de Trabajadores y Empleados de Colombia (Sintraunicol) y también se desempeñaba como chef. Cuando departía en el barrio Alfonso López, lo asesinaron con arma blanca.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR