Medicina Legal entregó el cuerpo de Taylor Hawkins a sus familiares, que vinieron desde Estados Unidos

De acuerdo con las autoridades nacionales, en el cadáver del músico de 50 años se encontraron 10 tipos de sustancias psicoactivas

Taylor Hawkins y David Grohl
Taylor Hawkins y David Grohl

El pasado 25 de marzo el mundo de la música recibió uno de sus más fuertes y graves golpes. Taylor Hawkins, baterista de la banda de rock Foo Fighters, falleció tan solo momentos antes de presentarse en Bogotá. La noticia invadió rápidamente los medios de comunicación que, en medio del shock, daban a conocer lo ocurrido. De acuerdo con lo que se detalló recientemente, el cuerpo del músico ya fue entregado a sus familiares. Dos días después de su muerte, registrada en el Hotel Casa Medina, Medicina Legal ya adelantó aquella parte del proceso. Según se tenía entendido, una empresa privada estaba a cargo de la repatriación del cuerpo, pero, antes de ello, era necesario el certificado de defunción que otorga la entidad colombiana.

Era viernes en la noche cuando empezaron a circular rumores que alertaban a la multitud de que algo malo estaba ocurriendo. Inicialmente se comentó que, por razones desconocidas, se cancelaba la presentación de la banda programada para el primer día del Festival Estéreo Picnic (FEP). Posterior a ello, aquel comentario de pasillo comenzó a ser más grande y mutó para convertirse en que la agrupación no daría su concierto en la capital del país por razones de salud. Fueron tan solo minutos después cuando se conoció la fatídica noticia: Taylor Hawkins, reconocido para muchos como uno de los mejores bateristas de la historia, había fallecido.

La misma banda fue la encargada de informar a sus fanáticos sobre los momentos difíciles que estaban viviendo. “Con el corazón roto estamos acá para comunicarles una noticia tristísima, debido a una situación médica de mucha gravedad: Foo Fighters no podrá presentarse esta noche y ha cancelado el resto de su gira suramericana, el festival sigue en pie … esta es una situación que se sale por completo de nuestras manos. Lo sentimos muchísimo y les pedimos mucha comprensión”, expresó el Festival Estéreo Picnic en un comunicado informando la lamentable noticia.

Infobae, presente en el campo de golf de Briceño en el que se desarrollaron los tres días del FEP, pudo conseguir testimonios de fanáticos de la banda que, conmovidos hasta las lágrimas, se mantenían en un profundo impacto por la muerte inesperada de uno de sus más grandes ídolos. Este portal informativo se encontró con seguidores que habían viajado exclusivamente para ver a la banda. Mientras algunos venían desde Ecuador o Manizales, otros vivían su primer Estéreo Picnic con la emoción de ver a la banda liderada por el vocalista, Dave Grohl. “Tengo 50 y este es mi primer FEP”, destacaba uno de los carteles de los seguidores de la agrupación.

Es de resaltar que, de acuerdo con las autoridades nacionales, en el cuerpo del músico de 50 años se encontraron 10 tipos de sustancias psicoactivas. Inicialmente, el baterista fue atendido por especialistas de la salud luego de que él se quejara de un agudo dolor en el pecho. “El Centro Regulador de Urgencias y Emergencias de la ciudad recibió el reporte sobre un paciente con dolor en el pecho en un hotel ubicado al norte de la ciudad (...) la profesional en salud que atendió la emergencia indicó que realizó las respectivas maniobras de reanimación; sin embargo, no hubo respuesta y el paciente se declaró fallecido”, detalló la Alcaldía de Bogotá en un comunicado de prensa.

A woman holds a candle outside the Casa Medina hotel where Taylor Hawkins, the band's drummer, died before appearing at the Estereo Picnic festival in Bogota, Colombia March 26, 2022. REUTERS/Luisa Gonzalez REFILE - CORRECTING INFORMATION
A woman holds a candle outside the Casa Medina hotel where Taylor Hawkins, the band's drummer, died before appearing at the Estereo Picnic festival in Bogota, Colombia March 26, 2022. REUTERS/Luisa Gonzalez REFILE - CORRECTING INFORMATION

Según el director de la emisora La FM, Luis Carlos Vélez, fuentes oficiales habrían confirmado que el músico estadounidense había sido visto, por última vez, un día antes de su muerte. El jueves en la tarde, los trabajadores lo vieron de cerca cuando pedía ayuda en el lobby del Hotel Casa Medina, al norte de Bogotá, para poder usar Netflix. Para ese momento, sostenía una conversación telefónica.

El viernes, finalmente, el último día de su vida, fue encontrado muerto en la habitación en la que se hospedaba. Allí las autoridades encontraron una lata de cerveza, una botella de vodka, un vaso de vidrio, una botella de gaseosa y 5 botellas de vidrio. También, según Vélez, se habría encontrado una sustancia en polvo blanca que se asemejaría, en palabras de uno de los agentes de la Policía Metropolitana de Bogotá que accedió al sitio de la muerte de Hawkins, a la cocaína.


Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR