“Petro quiere cambiar la Constitución para volverse dictador”: Enrique Gómez, el candidato “conservador y de derecha”

Infobae Colombia conversó con el aspirante presidencial del Movimiento de Salvación Nacional, quien ya anunció que si gana las elecciones revocará la despenalización del aborto y buscará acabar con Fecode

Enrique Gómez, nieto del expresidente colombiano Laureano Gómez, busca llegar a la Presidencia de Colombia sin alianzas y con un movimiento político que recientemente renació. Archivo Colprensa.
Enrique Gómez, nieto del expresidente colombiano Laureano Gómez, busca llegar a la Presidencia de Colombia sin alianzas y con un movimiento político que recientemente renació. Archivo Colprensa.

Buena parte de la campaña presidencial del candidato Gustavo Petro se ha basado en el lema del acuerdo sobre lo fundamental que promulgaba el líder conservador asesinado (en 1993) Álvaro Gómez Hurtado. Sin embargo, aunque se pensaría que el aspirante del Pacto Histórico es quien busca levantar las banderas del político que mataron las antiguas FARC, su legado hoy lo encarna -o por lo menos así lo afirma- su sobrino, el abogado bogotano Enrique Gómez Martínez.

El litigante de 54 años fue el primer colombiano en inscribir su candidatura para competir por la Presidencia de la República con el Movimiento Salvación Nacional, el mismo que Gómez Hurtado fundó antes de su magnicidio y que, a finales del 2021 revivió la Corte Constitucional, dándole luz verde para concursar en las elecciones legislativas y ejecutivas de este año.

Con poco más de 30 mil votos, la recién refundada colectividad no alcanzó ni un solo escaño en el Congreso de la República y ahora, la actual apuesta de Enrique Gómez es llegar a la Casa de Nariño como presidente, con vehementes posiciones contra el aborto y apostándole a una reforma integral a la justicia y el modelo educativo, alejado de las posiciones del progresismo colombiano. Así se lo contó el candidato presidencial al equipo de Infobae. Esta es la entrevista:

Infobae: ¿Qué siente usted al ver que está empezando a tener reconocimiento en redes y la prensa en Colombia por plantarse afuera de las instalaciones del diario El Colombiano para que lo dejaran entrar a un debate presidencial?

Enrique Gómez (E.G.): Esa es la única alternativa que encontramos para transmitir nuestras ideas y las del Movimiento de Salvación Nacional. Nos venimos encontrando desde que anuncié mi candidatura el pasado 2 de noviembre con este problema significativo de que la gran prensa nacional, no toda, pero la mayoría, decide que yo no tengo derecho a participar en los debates ni a enfrentar mis ideas con las de los demás candidatos. Eso no solo viola un poco el principio de participación política prevista en la Constitución, sino también le cierra las puertas a la ciudadanía para conocer visiones distintas.

Me comuniqué con las directivas de El Colombiano y Red+ Noticias y me dijeron ‘no podemos tenerlo porque no tenemos las cámaras, no tenemos la manera de hacerlo y usted no aparece en las encuestas’. (Gustavo) Petro los dejó colgados de la brocha y ni siquiera en esa circunstancia, estando yo en la puerta, dispuesto, preparado para participar, tuvieron la capacidad democrática de dejarme entrar.

Infobae: Usted ha dicho que es el candidato de la derecha conservadora. ¿Qué lo diferencia del candidato Federico Gutiérrez, que también representa a un sector de esa ideología?

E.G: Yo nunca he visto y lo desafío a que me diga en qué escenarios o etapas de la carrera política de Federico Gutiérrez ha dicho que es conservador de derecha. Eso no es cierto, y nunca en los puntos esenciales de la agenda conservadora él tiene esa postura. Eso está bien y tiene derecho a eso, pero ¿que él sea el candidato? No.

Infobae: Pero él tiene el apoyo del Conservador, la U y otros sectores de esa ideología…

E.G.: El (ex) candidato Barguil se sometió precisamente a eso y lo he criticado abiertamente. Hace más de 20 años en Colombia ni siquiera hay un candidato conservador en la primera vuelta de las elecciones, el último presidente conservador en Colombia fue Andrés Pastrana. Estamos convencidos de que llega la hora de lo conservador.

Yo no tengo coincidencias con Federico ni en el tema de pensiones, ni de paga de deuda pública. El senador John Milton Rodríguez también es un hombre muy comprometido con las ideas de la derecha y a él también lo negrean. Yo me pregunto, ¿de verdad eso es lo que le sirve al pueblo colombiano? ¿Que la prensa coja y decida qué opciones se pueden oír y quienes no? Eso es inconstitucional.

Candidato Enrique Gómez denunció censura de medios regionales que no le permitieron participar del debate presidencial. Foto: Colprensa.
Candidato Enrique Gómez denunció censura de medios regionales que no le permitieron participar del debate presidencial. Foto: Colprensa.

Infobae: Salvación Nacional obtuvo un poco más de 30.000 votos en las legislativas. ¿Considera que es el motivo para que la prensa no le pare bolas?

E.G: No fue el resultado que esperábamos. Nosotros arrancamos con la cancha en contra, jugando de para arriba, sin apoyo estatal. Tuvimos diez días para formar las listas. Nuestros candidatos no tenían experiencia política porque hemos tratado de traer renovación y alternativa. Después vino ese bloqueo severísimo que estoy denunciando de la prensa en torno a mi persona como director del partido y como candidato presidencial. Yo lo que siento es que se quiere que yo sea desconocido, no solo por mi capacidad de generar propuestas, sino por el contenido de mis ideas y eso está muy mal.

Infobae: ¿Cómo le afecta eso para la primera vuelta presidencial?

E.G.: Si no logro negociar con el Ministerio de Hacienda el anticipo, pues peor. Me tocó acudir a una tutela para el anticipo (de las elecciones) al Congreso y cuando me sale (el dinero del anticipo) me exigen una póliza que ninguna compañía aseguradora en Colombia quiere emitir. Todo el mundo recibe plata del Estado. Mi competidor más cercano, que es el Partido Comunes, recibió 9 mil millones de pesos de gastos de funcionamiento para la campaña. A mí me anunciaron que me van a dar 287 millones y me los entregan en diciembre.

Infobae: ¿Ha pensado en retirar su candidatura?

E.G: ¿Por qué? Yo tengo derechos y la Constitución me da el derecho a participar en política. La Corte Constitucional reconoció ese derecho porque el Movimiento Salvación Nacional se derrumbó por el asesinato impune de su líder (Álvaro Gómez Hurtado). Ahora me dicen ‘como no le va bien: retírese’. Yo no estoy de acuerdo y no veo la vida así. Yo creo que uno debe perseguir sus ideales y mi ideal es que la política no está bien.

La Corte dice que deberíamos haber recibido trato especial porque entrábamos de últimos a competir con partidos de la talla del Conservador, del Centro Democrático, del Liberal, de la U, de Cambio Radical, partidos que usted los ve afincados con recursos, con liderazgo antiquísimo en todo el país. Y a uno todo el mundo sale a decir ‘¿oiga, cómo le fue de mal, no?’ Qué cinismo. Hay una discriminación contra las ideas de derecha y contra las personas de la de la derecha en Colombia.

Izq. Álvaro Gómez Hurtado, dcha. Alfonso López Michelsen. Foto: Colprensa.
Izq. Álvaro Gómez Hurtado, dcha. Alfonso López Michelsen. Foto: Colprensa.

Infobae: En esa línea, ¿cómo representa el legado de su tío Álvaro Gómez Hurtado y de su abuelo, el expresidente Laureano Gómez?

E.G.: Haciendo un trabajo político basado en convencer, en transparencia, tratando de escoger los mejores perfiles para los candidatos, buscando no caer en las prácticas de la mala política y luchar. A mi tío nunca le tocó fácil, hasta su muerte.

Infobae: ¿A qué le apunta un eventual gobierno de Enrique Gómez?

E.G.: La reforma integral a la justicia. Una reforma política para acabar con esa corrupción rampante que tiene el sistema y la búsqueda de una transformación productiva en dos facetas: una enorme inversión e infraestructura, dejar de botarle plata a la gente a través de subsidios monetarios e invertir en desarrollo económico que haga competitiva a la empresa colombiana.

Hay que acabar con Fecode y hay que crear un bono escolar que le permita a los padres de familia escoger el colegio que más le convenga a sus hijos.

Enrique Gómez, nieto del expresidente colombiano Laureano Gómez, busca llegar a la Presidencia de Colombia sin alianzas y con un movimiento político que recientemente renació. Archivo Colprensa.
Enrique Gómez, nieto del expresidente colombiano Laureano Gómez, busca llegar a la Presidencia de Colombia sin alianzas y con un movimiento político que recientemente renació. Archivo Colprensa.

Infobae: Si usted fuera presidente, ¿qué acciones tomaría en relación al fallo de la Corte Constitucional de despenalizar el aborto hasta la semana 24 de gestación?

E.G.: Plantear una reforma constitucional para que el artículo 11 proteja y asegure que la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte natural y eliminar cualquier ambigüedad que le permita a la Corte venir a legalizar el asesinato de niños que están por nacer. Eso es una locura lo que ha sucedido aquí y esa es nuestra agenda en el tema provida.

¿Cómo así que una persona tiene derecho sobre la vida de otro ser? Una sociedad que da ese paso en lo ético y moral se destruye y es lo que le está pasando a la sociedad colombiana; además propicia la irresponsabilidad. En el mundo no pueden haber más métodos de contracepción, que están disponibles, incluso de manera gratuita y esta sentencia lo que premia es la irresponsabilidad del padre y de la madre de la criatura por nacer.

El bebé está en el cuerpo de la mujer, pero no hace parte del cuerpo de la mujer, es otro ser diferente y es un ser valioso para la sociedad a nivel ético, moral y jurídico. Esa postura para nosotros de que uno puede decidir matar a otro es el principio del fin de los valores y la destrucción de la sociedad.

Activistas por el derecho al aborto celebran la decisión de la Corte Suprema de Colombia de despenalizar el aborto hasta las 24 semanas de embarazo en Bogotá, el 21 de febrero de 2022. (Foto de Raul ARBOLEDA / AFP)
Activistas por el derecho al aborto celebran la decisión de la Corte Suprema de Colombia de despenalizar el aborto hasta las 24 semanas de embarazo en Bogotá, el 21 de febrero de 2022. (Foto de Raul ARBOLEDA / AFP)

Infobae: ¿Bajo qué causales usted apoyaría el aborto?

E.G.: Existían las tres causales del antiguo código del 80, que eran relevantes, pero la causal de riesgo para la vida de la madre se volvió rey de burlas, porque ahora hay clínicas de abortos en todo el país, que falsamente certifican el trauma psicológico como una causal para asesinar a un niño que está por nacer, entonces el retorno a esas causales tiene que ser con mucho cuidado.

Infobae: ¿Qué medidas tomará para promover una cultura de educación sexual, teniendo en cuenta que las cifras de embarazos adolescentes siguen disparadas?

E.G.: Las estadísticas sobre las muertes de abortos son todas bastante cuestionables. Yo no creo que la clandestinidad sea el factor que está afectando a esas maternas. Ese es el caballo de Troya que ha generado el movimiento abortista en el país.

A mayores relaciones sexuales, más embarazos. Esa es la ética que hemos creado, donde no hay responsabilidad sobre la conducta individual y sobre la propia sexualidad. Tenemos la mala cultura en las clases más humildes: lo que impide la eficacia de los métodos de contracepción es la posición machista de los muchachos que exigen a las mujeres dejar de planificar para demostrar su hombría. Eso sugiere un vacío en nuestra educación; por eso hemos planteado que vuelva la educación en valores, la educación histórica, social y formativa que los sindicatos radicales marxistas han proscrito de la educación pública.

La solución no es matar al que está por nacer. Lo que hay es que darle manejo. Hay que apoyar a estas mujeres que tienen embarazo adolescente o preadolescente. Las mujeres mayores tampoco pueden venir a decir ahora que no son responsables de su sexualidad y que por eso tienen derecho de asesinar la vida que está acá dentro de su cuerpo.

Infobae: Pasemos a otro tema. ¿Descartaría su candidatura para adherirse a la de Federico Gutiérrez?

E.G.: No. Como cada día padecemos más la exclusión y el veto, estamos convencidos de la importancia de que haya un candidato conservador en la primera vuelta y por eso esperamos mantener nuestra candidatura hasta el 29 de mayo.

Se ha venido desnaturalizando el proceso electoral a través de estas consultas interpartidistas; ahora tenemos una elección de tres vueltas que lo único que apunta es a restringir la cantidad de opciones del pueblo colombiano. Esa es una manifestación clara del régimen político que ha destruido el país.

Aquí ya no hay política de ideas, no hay política de doctrinas. Usted encuentra al candidato de la izquierda radical rodeado de los politiqueros más espantosos de la historia del país, que han hecho transfuguismo por todos los movimientos políticos.

Infobae: ¿Quién es el candidato de la izquierda radical?

E.G.: El señor (Gustavo) Petro. Es el candidato comunista que viene y declara pública y abiertamente que va a expropiar el ahorro de los trabajadores, que va a expropiar bienes. Es un candidato comunista, pero no tiene coherencia intelectual porque está sentado con los antiguos aliados de Álvaro Uribe. Se quiere sentar a manteles con el señor César Gaviria a comerse la marrana del Estado, que fue el promotor de la apertura neoliberal. ¿Qué coherencia ve usted en eso?

Los trinos de Gustavo Petro cuando atacaba a César Gaviria por ayudar a Duque y no a él. Fotos: Colprensa.
Los trinos de Gustavo Petro cuando atacaba a César Gaviria por ayudar a Duque y no a él. Fotos: Colprensa.

Infobae: En esa línea, ¿cómo analiza un eventual gobierno de Petro? Es el candidato que va liderando la intención de voto y fue el ganador de las consultas del pasado domingo.

E.G: Un desastre para el país. Un señor que en la administración de Bogotá no solo demostró su incapacidad como gestor y gerente, sino que demostró que le importaba cinco preservar la ética. Más de 20 funcionarios de él fueron penalizados y condenados por casos gravísimos de corrupción.

El hombre de la máquina tapa huecos, de los camiones abandonados, el hombre que dejó a la ciudad inundada de basura, el hombre que no pudo terminar el hospital del Tintal, el hombre que no pudo hacer la peatonalización de la carrera Séptima y quiere hacer un tren volador. Es un hombre que quiere acabar con el derecho a la propiedad y quiere cambiar la Constitución para volverse dictador. Rodeado de Roy Barreras, Armando Benedetti y Luis Pérez, qué horror. Eso es lo que ha destruido el país. Es un tipo que lleva siendo senador 20 años. Malo gobierno y peligro para el país.

Infobae: O sea que no le ve posibilidades de ganar…

E.G.: No creo ni en la primera ni en la segunda vuelta. Los colombianos saben y entienden qué es lo que él representa y están inconformes. Yo entiendo que él representa una opción de cambio y de ruptura. Lo conservador no es romper. Lo conservador no es destruir. Lo conservador es construir sobre lo que existe, incorporando el cambio para llegar a una sociedad mejor. Estos señores que están como Petro diciendo que ellos son los poseedores de la verdad y que saben lo que cada ciudadano debe y no debe hacer, sin la tendencia a nada distinto a su propio ego, son un riesgo grande para la democracia.

Infobae: ¿Por qué votar por Enrique Gómez en la primera vuelta?

E.G.: Si quieren volver a salir con tranquilidad las calles, si quieren seguridad jurídica, seguridad ciudadana, si quieren seguridad alimentaria, si quieren transformación en la educación urgente para que los niños no sean analfabetas y si quieren un país en paz y un país seguro, voten por Salvación Nacional, voten y respalden a Enrique Gómez el próximo 29 de mayo.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR