Ideam emite alertas naranja y roja por posibles incendios en las regiones Andina, Caribe y Orinoquía

La temporada de pocas lluvias irá hasta marzo, según la entidad. Cerca de 35.000 hectáreas de bosque nativo se han perdido debido a los 82 incendios forestales registrados en 2022

Incendios forestales en Antioquia. Foto: Colprensa.
Incendios forestales en Antioquia. Foto: Colprensa.

En lo que va del año en Colombia se han visto afectadas cerca de 35.000 hectáreas de bosque nativo, debido a los 82 incendios forestales que se han presentado. Y la cifra puede ir en aumento, según advierten desde el Ministerio de Medio Ambiente y el Ideam.

Según pronósticos del Ideam, la temporada de menos lluvia que atraviesa el país irá hasta marzo en gran parte del territorio nacional. Desde el Ministerio de Ambiente aseguran que, “se han implementado acciones preventivas para el monitoreo y la atención de incendios forestales. Esto lo hacemos a través de la Comisión Técnica Nacional Asesora para Incendios Forestales y las mesas diarias de monitoreo de prevención”.

Desde el Ideam emitieron la alerta este viernes 21 de enero. “Tenemos alertas naranjas y rojas con probabilidad de ocurrencia de incendios forestales en gran parte de la Orinoquía, centro y norte de la región Andina. Alertas naranjas en gran parte de la región Caribe y en la región Andina, especialmente en Santander, Norte de Santander, Cundinamarca y Boyacá”, expresó la directora de la institución, Yolanda González.

Por el riesgo que suponen los incendios forestales, González hizo un llamado de urgencia a “las autoridades locales, regionales y a las comunidades de las zonas donde se presentan estas alarmas, para responder ante los posibles riesgos y tener mecanismos para proteger la vida, los recursos naturales y la biodiversidad”.

Por su parte, el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa, expresó a través de un comunicado que, “la articulación institucional es vital para enfrentar esta temporada porque hay una corresponsabilidad entre las diferentes entidades del Gobierno Nacional y de los territorios, como en la ciudadanía”.

El pasado 18 de enero, el viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Nicolás Galarza, afirmó en Blu Radio que, “tenemos todo el dispositivo de alertas tempranas. Estamos monitoreando los puntos de calor que se pueden obtener a través de imagen satelital para tener mayor capacidad de respuesta. Además, se está discutiendo la ubicación de algún personal de Policía y Ejército en algunas zonas que siempre se ven afectadas como el Parque Tuparro y el Parque Isla Salamanca”.

La temporada seca en Colombia inició desde diciembre del año pasado y desde ahí se empezaron a registrar casos de incendios forestales. En total se presentaron en ese mes 23 incendios, deforestando cerca de 40.000 hectáreas de bosque nativo. Los departamentos afectados fueron: Meta, Cundinamarca, Casanare, La Guajira, Santander y Vichada.

En razón de esto, el Ministerio de Ambiente envió una circular a las entidades territoriales y ambientales, para “activar los planes de contingencia frente a incendios forestales, fortalecer la coordinación entre las entidades, hacer campañas educativas, vigilar las fogatas recreativas y las quemas agrícolas”.

Respecto al papel de la ciudadanía, las autoridades nacionales ”recomiendan hacer parte activa de la prevención, avisando de forma oportuna a las autoridades competentes como la Policía, Bomberos y las oficinas locales de la Unidad de Gestión de Riesgo, si ve un foco de incendio”.

El comunicado del ministro Correa termina afirmando que, “para lograr nuestras metas de deforestación neta al año 2030, seguimos trabajando en equipo por la protección de nuestros ecosistemas estratégicos, como los bosques andino y alto andino, los bosques secos y las sabanas arbustivas.”

Dentro de esta alerta, el Ideam también explicó la situación climatológica en las otras zonas del país. Por el lado de la región Pacífica alertó de “deslizamientos de tierra y crecientes súbitas, puesto que las precipitaciones se han concentrado en la región y también en el sur de la región Andina”.

Por el lado de la región de la Amazonía, la directora González, comunicó que se “continúa con predominio de tiempo lluvioso, por lo que la entidad realiza un monitoreo específico en las cuencas de altas pendientes del territorio referente a la probabilidad de crecientes súbitas”, finalizó.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR