Falleció el exalcalde de Armenia, Carlos Mario Álvarez

El exmandatario local de la capital quindiana se encontraba a la espera de que la justicia definiera su situación judicial por el escándalo de corrupción por la valorización en la ciudad

En la imagen, Carlos Mario Álvarez, exalcalde de Armenia (Quindío). Foto: Archivo particular
En la imagen, Carlos Mario Álvarez, exalcalde de Armenia (Quindío). Foto: Archivo particular

Este martes se conoció que en las horas de la noche del lunes 17 de enero, falleció en su residencia el exalcalde de Armenia, Carlos Mario Álvarez Morales, al parecer, por un paro respiratorio.

Según las primeras informaciones, la familia del exmandatario solicitó una ambulancia en la noche del lunes para que lo atendieran con urgencia en su vivienda ubicada en la vía Armenia - La Tebaida. Sin embargo, de acuerdo con medios locales, cuando la unidad arribó al lugar, Álvarez Morales ya había perdido la vida.

Fuentes cercanas a la familia informaron al diario regional El Quindiano que, el exalcalde de Armenia, venía paciendo en los últimos días complicaciones en su salud debido a una fuerte gripa que, a la fecha de su deceso, estaba siendo tratada con medicamentos.

Cabe recordar que Álvarez Morales se desempeñó como alcalde de Armenia entre el 1 de enero de 2016 y abril de 2018, cuando fue detenido por las autoridades para ser investigado por el escándalo de corrupción por la valorización.

Según conoció Caracol Noticias, en agosto de 2020 el juzgado cuarto penal con función de control de garantías de Armenia autorizó la libertad del exmandatario local, luego de permanecer dos años bajo medida intramural en la cárcel 40 de Pereira.

En 2021, de acuerdo con lo reportado por la misma emisora, la sala disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación revocó la decisión de destituir e inhabilitar al exalcalde de Armenia para ejercer cargos públicos por 20 años y, al día de su muerte, el exmandatario local se encontraba en libertad a la espera de que la justicia definiera su situación judicial por la investigación de corrupción en su contra.

Sobre el escándalo de valorización en Armenia

En 2018, Álvarez Morales fue imputado por la Fiscalía General de la Nación por los delitos de peculado por apropiación, lavado de activos, concierto para delinquir e interés indebido en la celebración de contratos.

De acuerdo con la investigación de la entidad, los cargos le fueron imputados por un desfalco a la capital quindiana de aproximadamente $22.000 millones de pesos -recursos provenientes de la valorización del municipio-, mientras se desempeñaba como alcalde de la ciudad.

“Frente a la formulación de imputación de lavado de activos, peculado por apropiación, concierto para delinquir e interés indebido en la celebración de contratos, no acepto por ningún motivo ninguno de los cargos, espero que triunfe la justicia, soy totalmente inocente”, dijo en ese entonces el exmandatario local asegurando que no estaba implicado en el proceso de valorización.

Sin embargo, la Procuraduría General de la Nación estableció que Álvarez Morales estuvo implicado en “actos de corrupción en contratos financiados con los recursos de valorización del municipio, luego de realizar pactos ilegales con el esposo de la exalcaldesa Luz Piedad Valencia Franco.”

Además, de acuerdo con un comunicado emitido por la Procuraduría en agosto de 2020, desde la entidad también determinaron que, durante el mandato de Álvarez, existieron irregularidades en la celebración de contratos con la Empresa de Desarrollo Urbano de Armenia (EDUA) y Amable E.I.C.E. de Armenia.

”Para la Procuraduría el exmandatario incurrió en faltas disciplinarias de concierto para delinquir e interés indebido en la celebración de contratos por cuanto concertó con Francisco Javier Valencia Salazar (esposo de la exalcaldesa Luis Piedad Valencia Franco), quien se había comprometido ilegalmente a la entrega de negocios jurídicos a Fernando León Diez Cardona y las empresas por él sugeridas, IZEL, ING URBANS, JL Constructores y Consultores, CIVIGN, a través, entre otros, de los gerentes de la EDUA y Amable, a cambio de ayudar con la financiación de su campaña política para la alcaldía periodo 2016-2019, para lo cual en garantía suscribió 4 pagares por $1.000.000.000 cada uno”, precisó la entidad a través de un comunicado.

Por esos delitos, la Procuraduría destituyó e inhabilito por 20 años a el exmandatario de Armenia para ejercer cargos públicos. Sin embargo, la decisión fue revocada por la misma entidad, un año después, en 2021.


SEGUIR LEYENDO







TE PUEDE INTERESAR